Playa del Carmen, Qroo.- La tendencia en el incremento del ambulantaje de 20% en los últimos 10 meses, se debe al desempleo que se vive a nivel nacional y del que Playa del Carmen no escapa, y este sector económico atrae lo mismo a jóvenes menores de 25 años que a personas mayores de 40, a quienes se les cierra la puerta en la hotelería por carecer de especialización laboral y/o preparación académica.

De acuerdo con Artemio Rodríguez Amaya, director de Comercio Municipal, los nuevos fraccionamientos como Villas del Sol han tenido mayor incremento de vendedores en la calle, y este fenómeno obedece a la necesidad de consumo inmediato, como por ejemplo, los puestos de comida.

Agregó que en la zona norte de Quintana Roo hay una gran oferta de empleo, pero la demanda es mayor: "Las personas deben tener cierta edad y perfil para trabajar en la hotelería, que es donde más se da esta oferta, y después de los 40 años no tiene facilidades de encontrar un trabajo con relativa facilidad si no están especializados en un área o no tienen una carrera profesional", dijo.

Sin embargo, dado el incremento del ambulantaje, se comienza a diversificar las actividades. Una de ellas es la de los famosos viene viene, que ha promovido la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

En la avenida Juárez, entre las calles 15 y 10, y en la esquina de la calle 8 con avenida 10, se ubican dos jóvenes que portan una credencial que los identifica como parte de la CROC y tienen la leyenda de "acomodador oficial".

Ellos se encargan de "cuidar" las motocicletas que los visitantes dejan en las zonas de estacionamiento en vía pública a cambio de una cooperación voluntaria. Lo relevante es que ambos son jóvenes menores de 25 años, pero apenas con estudios de primaria uno, y secundaria el otro.

De acuerdo con las cifras oficiales que ofreció Rodríguez Amaya, también concesionario del mercado Diana Laura Riojas, hay 853 ambulantes con permiso del Ayuntamiento, más 112 músicos que están en proceso de regularización, más 20% que operan sin permiso, es decir cerca de 200 comerciantes más.