El desempeño presupuestal de Guerrero, que mantiene superávits operativos y un bajo nivel de deuda de largo plazo, fundamentan que S&P Global Ratings confirme la calificación en escala nacional de “mxBBB+” del estado; la perspectiva se mantiene Estable.

“Con superávits operativos cercanos a 2% de sus ingresos operativos se mantiene el desempeño presupuestal de Guerrero, de igual forma resultados después de gasto de inversión ligeramente superavitarios durante los siguientes 12 a 18 meses. Dicho escenario mantendría el nivel de deuda de corto plazo a la baja”, detalla la agencia en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

De igual forma, las presiones de liquidez han incrementado durante los últimos 12 meses, lo que ha derivado en un mayor uso de deuda de corto plazo, sin embargo, mantiene un bajo nivel de deuda de largo plazo.

Guerrero tiene una acotada base económica, que se compara negativamente con la mayoría de sus pares, su restringida flexibilidad financiera y su liquidez limitada, por lo que un desempeño presupuestal estable no ha evitado que las presiones de liquidez se acumulen.

El escenario base de la calificadora asume que Guerrero mantendría superávits operativos en torno a 1,000 millones de pesos en promedio durante el 2018 al 2020, cerca de 2% de sus ingresos operativos, en conjunto con superávits después de gasto de inversión mínimos.

“Los ingresos propios representan menos de 5% de los ingresos operativos, inferior al de sus pares nacionales, el gasto de inversión alrededor de 1,000 millones de pesos o 2% del gasto total, que financiaría casi en su totalidad con transferencias federales”, menciona la agencia.

El estado ha tenido que depender de financiamiento de corto plazo para afrontar presiones inesperadas. Al 30 de junio del año en curso, reportó 2,704 millones de pesos de deuda de corto plazo, monto considerado elevado, con un total de cinco créditos de largo plazo con un saldo insoluto de 1,840 millones.

“Estimamos que el efectivo de libre disposición promedio del 2017, más los flujos de efectivo del 2018 y las líneas de factoraje disponibles serían suficientes para cubrir sólo 25% del servicio de deuda estimado para este año”, añade S&P Global Ratings.

Vencimientos

La posición de liquidez es débil debido al bajo nivel de efectivo de libre disposición y vencimientos de deuda significativos con respecto a la capacidad de generación de flujo.

S&P Global Ratings explica que “los principales pasivos contingentes del estado están constituidos por una obligación tipo crédito contratada bajo el Programa del Fondo de Apoyo para Infraestructura y Seguridad, y una garantía a la deuda de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, con saldos, al 30 de junio del 2018 de 459 millones de pesos y 66 millones, respectivamente”.

[email protected]