Los recursos para los programas de vivienda del 2015 están autorizados y asegurados por parte de las autoridades federales, por lo que un ajuste en el gasto público debido a la caída en los precios del petróleo no generaría un mayor impacto en el sector, aseguró Luis Alfonso García Alcocer, director regional de Casas GEO en el Bajío.

A diferencia del sector de la construcción, que manifestó preocupación por este tema, en la industria de vivienda no se perciben riesgos.

Los programas de recursos de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), del Infonavit y del Fovissste ya los tenemos prácticamente conocidos y asegurados, así que por esa parte no vemos un cambio .

Comentó que la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) también tiene sus recursos asignados. Lo que son los subsidios federales se encuentran ya asegurados, así que por parte de nosotros no vemos modificaciones en ese sentido .

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), afirmó que ante un posible recorte del gasto público debido a la disminución en el precio del petróleo, con lo cual el gobierno federal recibiría menos ingresos durante el 2015, el sector viviendero no sufrirá ninguna modificación en su gasto.

Subsidios

García Alcocer indicó que en el tema de subsidios para vivienda el gobierno federal tiene considerados 8,000 millones de pesos para este año a nivel nacional, y que se tienen presupuestados entre 180,000 y 200,000 millones de pesos más, aproximadamente, para el desarrollo de proyectos.

Informó que la firma buscará recursos de los subsidios dado su segmento de negocios.

Nosotros este año estamos en reestructura, así que iríamos por 2,000 viviendas en el año en la región, y de esto estaríamos ocupando un recurso sobre 100 millones de pesos como GEO Bajío , explicó.

El directivo refirió que el impacto en el desarrollo de vivienda social en el 2014 se debió a la reestructura financiera que registraron las mayores empresas desarrolladoras del país, entre ellas Casas GEO.

Lo anterior impidió que la empresa construyera las 60,000 viviendas a nivel nacional que en promedio registraba por año.

[email protected]