Guadalajara, Jal. Luego que el distanciamiento social que trajo consigo la pandemia de Covid-19 obligó al trabajo en casa, el futuro del sector inmobiliario, particularmente en el rubro de oficias corporativas, se volvió completamente incierto y las inversiones en el ramo totalmente riesgosas.

Frente a esta situación, los inversores inmobiliarios en Estados Unidos comenzaron a adoptar la tecnología con la finalidad de revalorizar sus inversiones. Sin embargo, en México, la inversión en PropTech (empresas que utilizan la tecnología para mejorar o reinventar servicios dentro del sector inmobiliario) es ínfima, dijo a El Economista, Andy Kieffer, CEO de Agave Lab Ventures.

La compañía basada en Guadalajara desarrolló una serie de soluciones tecnológicas para el mercado de PropTech que no ha sido atendido en ninguna de las grandes ciudades mexicanas, cuyas inversiones inmobiliarias en el sector corporativo están en riesgo.

“Para México la automatización y modernización del espacio inmobiliario representa una enorme oportunidad. Los propietarios, tanto grandes como pequeños, tienen una enorme ventaja; pueden invertir en startups PropTech en fase inicial a bajas valoraciones y, al desplegar estas soluciones en toda la red de sus edificios, no sólo aumentan el valor de sus propiedades inmobiliarias a través de la modernización, sino que impulsan un aumento dramático en la valoración de la startup”, explicó.

“Las rondas de inversión posteriores, ya sea con una empresa de capital de riesgo o a través de capital privado a valoraciones mucho más altas, les permitirían cobrar una parte de sus participaciones a muchas veces su base de costos”, subrayó.

El fondo de capital de riesgo Agave Lab Ventures desarrolló, al momento, dos startups de PropTech. La primera, LobbyFix, es una solución tecnológica para la gestión de visitas en los edificios.

estados@eleconomista.mx