Querétaro, Qro. Los últimos 18 meses han sido un periodo de incertidumbre para desarrolladores en el estado, quienes avanzan con cautela especialmente en la ejecución de inmuebles industriales, dado que se ha observado prudencia para continuar con inversiones.

La directora de Grupo Alterra, desarrolladora local habitacional e industrial, Andrea Sánchez, explicó que esta situación se ha reflejado en el nivel de colocación de lotes, el cual mostró un menor ritmo desde el 2018.

Mientras en el bimestre marzo-abril del 2018, la compañía colocaba en promedio 15 lotes mensuales, en el mismo periodo del año en curso apenas se comercializó un predio.

“Nosotros sí vimos considerablemente una retracción, por ejemplo, en las ventas en el primer y segundo trimestre (...) El año pasado, en el 2017, cerramos vendiendo de octubre a diciembre como 60 lotes, casi 20 mensuales”, acotó.

No obstante, el tercer bimestre del año muestra una mejoría en el ritmo de ventas, dado que en mayo se colocaron ocho lotes y en junio nueve; el promedio histórico es de 7.8 lotes mensuales.

Además, Andrea Sánchez refirió que se añade el detenimiento que el inicio del año tuvo en la obra pública y privada, situación que también impactó a proveedores de esta industria.

“El tema de la obra pública se ha detenido y entiendo que para algunos de nuestros proveedores la privada es importante, pero también la obra pública representa mucho. A muchos de nuestros proveedores les ha afectado, sobre todo por los índices de desempleo que también en la Ciudad de México se han disparado porque la industria de la construcción es la que generaba muchísimo”, declaró.

Manifestó que es necesario ser cautelosos para desarrollar proyectos inmobiliarios.

En este contexto, la delegación Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción reporta que las empresas constructoras se encuentran operando a 50% de su capacidad, ante el menor dinamismo que se registra en esta industria; en tanto que el Colegio de Arquitectos del estado reporta que la mitad de sus 1,380 socios no cuentan con proyectos a desarrollar o trabajan sobre propuestas de menor dimensión.

Supera interés por Guanajuato

Frente a la incidencia de hechos delictivos en el vecino estado de Guanajuato, Querétaro comienza a ser percibido como una alternativa para los inversionistas que buscan instalarse en el centro del país, añadió la directora de Grupo Alterra.

“Hemos analizado a nuestros clientes y hablamos con ellos para entender qué es lo que los motiva y hemos visto que vienen mucho de Guadalajara, de Ciudad de México (...) Es lamentable, pero por los temas de inseguridad que vive Guanajuato también nos está llegando mucha inversión de allá”, destacó.

Las condiciones de violencia e inseguridad, refirió, también derivan en altos costos para el sector público y privado.

Durante el 2018, el costo de violencia de Querétaro ascendió a 9.9% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en Guanajuato, a 36.6% del PIB; a nivel nacional representó 24.0%, de acuerdo con el Índice de Paz México 2019.

A este escenario se suma la ubicación de Querétaro en el centro del país, lo que se convierte en un factor positivo y estratégico para los industriales.

En tanto, la Secretaría de Desarrollo Sustentable reportó en marzo pasado que están en desarrollo cerca de 1,000 hectáreas de suelo.

[email protected]