Yucatán no ha capitalizado ante los inversionistas su imagen de puerto seguro, advierte la Iniciativa Privada (IP).

Jorge Manzanilla Pérez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), y Jorge Caamal Burgos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ambas de Mérida, coincidieron que lejos de ganar terreno en el escenario nacional como una entidad que ofrece al empresariado un ambiente seguro, a diferencia de otros estados azotados por el crimen, Yucatán no ha logrado establecer las condiciones de promoción y atractivo para el inversionista.

En su estudio 8 Delitos Primero , el Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC) indica que Yucatán es el cuarto estado con menor índice delictivo, después de Tlaxcala, Baja California Sur y Querétaro. A pesar de ello, la Inversión Extranjera Directa (IED) no ha retornado a los niveles que ostentaba antes de la crisis del 2009, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía.

En el 2008 registró una llegada de IED por 33.7 millones de dólares; sin embargo, en el 2009 tuvo un saldo negativo de 3.3 millones, el cual aumentó en el 2010 a 4.4 millones. En tanto, el año pasado tuvo una recuperación moderada, de apenas 19.1 millones.

POBRE DESEMPEÑO? EN MEJORA REGULATORIA

Camaal Burgos acotó que resulta alarmante este nulo avance, ya que es contradictorio con el crecimiento presupuestal del estado, que pasó de 14,000 millones pesos en el 2008 a 27,000 millones en el 2012.

Aunque el estudio Doing Business 2012 , elaborado el Banco Mundial, colocó a Yucatán en la posición 16 de las 32 entidades en el ranking de facilidad para hacer negocios, Manzanilla Pérez destacó que la mejora regulatoria ha sido el talón de Aquiles para el crecimiento económico .

Comentó que mientras la apertura de un negocio puede ser rápida (siete días, según el Banco Mundial), la obtención de permisos secundarios, como la venta de bebidas alcohólicas, puede tardar hasta un año.

Además, dijo que la falta de créditos para 80% de los 10,800 prestadores de servicios turísticos y comerciantes registrados en el estado 98% de los cuales está en una pequeña y mediana empresa ha inhibido un mayor desarrollo empresarial.

Mencionó que si bien ha habido esfuerzos estatales por desarrollar grandes proyectos económicos, éstos no se han consolidado o no han tenido éxito, como el Tren Bala entre Yucatán y Cancún; el Centro de Distribución de Valladolid, y la Plataforma Logística de Progreso.

En Yucatán, a diferencia de otras partes del país, gozamos de una buena seguridad, pero se ha presentado una serie de rezagos en los proyectos productivos que claramente necesita el estado. No se han hecho las inversiones adecuadas para detonar la economía del estado , manifestó Camaal Burgos.

[email protected]