Con una ocupación hotelera del 100% en los más de 40 hoteles de la región y sus 1,000 habitaciones, la Feria del Queso y el Vino fue calificada como un éxito de impulso a la producción local y a las actividades culturales, por parte de empresarios de Tequisquiapan, San Juan del Río y Ezequiel Montes.

El representante de la Ruta y el Queso del Vino, Adolfo Barrón, acompañado de empresarios hoteleros, restauranteros y comerciantes de la región, defendió la realización de esta feria, que en 10 días reunió a 25,000 visitantes y generó una derrama económica de 45 millones de pesos.

Ante las acusaciones de que se promovió el consumo desmedido de alcohol y se vendieron bebidas embriagantes a menores de edad, aseguró que la feria fue un ejemplo de impulso a la actividad cultural y de consumo responsable del vino.

Justificó que la feria generó 850 empleos indirectos y promovió la integración familiar, contrario a las críticas que se dieron a partir de algunos desmanes causados por menores, que no atribuyó al alcohol.

Hay que ver este evento de la feria del Queso y el Vino como un producto turístico resaltado y rescatado, de lo que se había conocido como nada más la parte de entretenimiento", pidió Barrón.

Sin embargo, los empresarios se dijeron dispuestos a colaborar con gobierno del estado, si es que toma la dirección de esta feria, por que se trata de difundir los productos y cultura de la región.

Virginia Helguea, empresaria restaurantera, informó que las ventas se incrementaron entre el 20% y 25% frente a la feria del año pasado, gracias al apoyo al pabellón cultural por parte de la Secretaría de Turismo del Estado.

Los empresarios aseguraron que hubo medidas de control en la venta de vinos, para no fomentar el consumo entre menores de edad, e incluso se establecieron horarios de venta.