Guadalajara, Jal. Con la finalidad de desarrollar proyectos de innovación y diseño de productos artesanales que permitan a los artesanos jaliscienses dar valor agregado a sus piezas, el Tecnológico de Monterrey campus Guadalajara firmó un convenio de colaboración con el Instituto de la Artesanía Jalisciense y el Centro de Diseño e Innovación Artesanal (Cedinart).

Con este convenio, estudiantes de la Escuela de Ingeniería, Arquitectura y Salud (EIAS) del Tec realizarán estancias y prácticas profesionales así como servicio social e investigaciones en el Cedinart que ayudarán a dar un valor agregado y mayor impulso a la industria artesanal, informó Roberto Íñiguez Flores, director de la División de Arquitectura y Diseño de la EIAS.

Indicó que para la institución educativa es prioridad rescatar las técnicas artesanales de México pues son las que nos dan identidad, y en diseño ello es muy importante .

Íñiguez Flores señaló que, de hecho, en Europa hay una fuerte tendencia por retomar las técnicas artesanales en el diseño pues son las que le dan valor agregado a los productos.

En los últimos cuatro años, los alumnos de la Licenciatura de Diseño Industrial han trabajado en las técnicas tradicionales de los artesanos de Zacoalco de Torres expertos en la producción de equipales; en la producción de juguetes tradicionales de Teocaltiche y con la comunidad huichola del norte del estado a fin de imprimir su estilo wirrárika en diversos diseños, principalmente bancos y sillas.

Sin embargo, Roberto Íñiguez destacó que con la reciente inauguración del Cedinart, el trabajo coordinado se intensificará y los beneficios para la industria artesanal jalisciense serán mayores debido a que podrán generar nuevos productos en menor tiempo.

El objetivo de la EIAS es apoyar al sector para que innoven en sus diseños, para que sean más competitivos a nivel internacional y para que al mismo tiempo, los alumnos conozcan las técnicas artesanales, su cultura y así adquieran experiencia e identidad que los vuelva más profesionales en el diseño , subrayó Íñiguez Flores.

El Instituto de la Artesanía Jalisciense tiene registrados poco más de tres mil 400 artesanos, la mayoría pertenecen a talleres familiares por lo que su esquema de negocio no es tan profesional y es más vulnerable a la competencia de productos importados.

El Cedinart se ubica en el Museo Regional de la Cerámica en Tlaquepaque y su objetivo es crear un espacio de encuentro entre artesanos y profesionales especializados para resolver las necesidades contemporáneas del sector artesanal.

[email protected]