La venta del Grupo Posadas o su eventual asociación con otras firmas no afectará el cumplimiento de las metas del Acuerdo Nacional de Turismo, afirmó la directora de Fonatur, Adriana Pérez Quesnel.

Durante la firma de un convenio con la Asociación Nacional de Ciudades Patrimonio Mundial, explicó que la decisión del grupo hotelero no incluye suprimir proyectos de inversión.

En ese sentido, los objetivos del Acuerdo Nacional de Turismo siguen vigentes y no se verán afectados por la situación que está viviendo el Grupo Posadas, indicó.

De la misma forma, los proyectos en los Centros Integralmente Planeados que tiene el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en todo el país, seguirán adelante con independencia de las acciones empresariales de ese grupo hotelero.

Recordó que Posadas mantiene su intención de seguir invirtiendo en hoteles, más allá de la venta, reestructuración o cualquier otra figura jurídica, lo cual beneficiará no sólo a dicho fondo, sino al turismo en conjunto.

Respecto al convenio firmado ayer, informó que el Fonatur apoyará con 10 millones de pesos el financiamiento de proyectos turísticos en las 10 ciudades que tienen este distintivo en México.

Los recursos serán entregados en lo que resta de este año y durante el próximo año, para ayudar a detonar diversos proyectos que ayuden a captar más turistas en esas localidades.

El alcalde de Guanajuato y presidente de la Asociación Nacional de Ciudades Patrimonio Mundial, Nicéforo Guerrero Reynoso, destacó a su vez que estas localidades podrían recibir muchos visitantes más de los que actualmente tienen.

Por ello se buscó el apoyo de Fonatur para ayudar a financiar proyectos turísticos específicos, muchos de ellos de mediana dimensión, que ayudarán a mejorar el posicionamiento turístico nacional y mundial de esas ciudades.

Recordó que las 10 ciudades urbes en esta categoría son Campeche, ciudad de México, Guanajuato, Morelia, San Miguel de Allende, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Tlacotalpan y Zacatecas.

Todas ellas han trabajado mucho para conservar esa denominación, que sólo se pierde por demolición de monumentos, cambios graves a la arquitectura o el trazo de las calles.

En México, las ciudades patrimonio poseen además miles de monumentos que vale la pena visitar y por ello, lejos de hacer cambios a sus estructuras se está pensando en promoverlas entre el turismo nacional e internacional.