El Secretario de Educación en el estado, Fernando de la Isla Herrera, detalló que las cuotas escolares que solicitan a los padres de familia en las escuelas son estrictamente voluntarias y por ningún motivo deben ser condicionantes para la inscripción de los alumnos, o para hacer la diferencia entre quién puede o no participar en eventos organizados al interior de las escuelas.

Aunque, aseguró que el pago de cuotas escolares en las escuelas no es obligatorio, reconoció que sí son necesarias para llevar a cabo obras de remozamiento, pintura y mejora en las aulas, pues el estado no cuenta con los recursos económicos suficientes para poder hacer frente a todas y cada una de las necesidades de los centros escolares en la entidad.

Respecto del asunto de las cuotas escolares, tiene que quedar muy claro que se trata de aportaciones voluntarias, y que si el padre de familia no está de acuerdo o no puede pagarlas no lo pueden obligar a hacerlo.

Las acciones que se llevan a cabo en las escuelas, de mantenimiento y otro tipo de mejoras, no las haríamos con el apoyo de los padres de familia si se tuvieran todos los recursos de la Federación , destacó el funcionario.

El Secretario destacó la importancia de la denuncia de este tipo de actitudes en las escuelas, con lo que se podrá proceder en consecuencia, aseguró.