Cuetzalan del Progreso.- El presidente Felipe Calderón se presentó en este municipio de la Sierra Norte de Puebla, casi siete años después de haber suscrito un compromiso por escrito cuando aún ni siquiera ganaba la candidatura presidencial del PAN para, con satisfacción, expresar: "palabra cumplida".

"Como presidente hemos hecho muchas cosas, hemos sido omisos en otras, pero cumplirle a la gente más pobre no tiene precio", señaló el mandatario federal acompañado por su esposa Margarita Zavala.

El 30 de septiembre de 2005, cuando visitó Cuetzalan como precandidato, se comprometió por escrito con el lugareño Martín Santiago García a, de llegar a la Presidencia, construir el tramo carretero Cuetzalan-Mazatepec, y ahora llegó a inaugurarlo.

"Creo que no puede haber emoción más grande para un gobernante, y para un Presidente de la República, que escuchar las palabras del señor Santiago, que habló hace un momento, indígena, indígena pobre como son la mayoría de los indígenas en esta Sierra Norte, que escuchar de su corazón y de su palabra, una palabra bien importante para cualquier ser humano, que es la palabra: gracias", manifestó.

En el acto hizo uso de la palabra Martín Santiago García, quien exhibió la hoja de papel firmada en 2005, en donde se lee: "Yo, Felipe Calderón, me comprometo, si soy presidente, y el voto de Cuetzalan me favorece, a hacer el camino Cuetzalan-Mazatepec", y está la firma del ahora mandatario.

Calderón indicó que "cosas que han sido bien importantes como la salud, y me empeñé fuertemente en que hubiera salud, sobre todo para la gente más pobre".

Abundó que la otra cosa que prometió fue apoyar a los adultos mayores hasta donde se pudiera, y por eso se echó a andar el programa 70 y Más, que otorga ayuda a las personas mayores de 70 años, y que apoya a la gente más pobre, primero del campo y ahora llega a las ciudades.

MIF