Guadalajara, Jal. Debido a las afectaciones económicas causadas por la pandemia de Covid-19, este año la cuesta de enero para las familias del estado de Jalisco se prolongará hasta el mes de abril, advirtieron académicos de la Universidad de Guadalajara (U de G).

Profesores del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas de la institución académica presentaron el estudio La Cuesta de Enero, un análisis ante los impactos de la pandemia, en el que afirmaron que, pese al incremento a los salarios mínimos que entró en vigor el pasado 1 de enero, el ingreso para las familias tapatías es insuficiente para adquirir los productos de la canasta básica.

“En la situación que estamos viviendo por la pandemia, estamos teniendo muchas afectaciones directas a través de circunstancias exponenciales que están dificultando que las familias jaliscienses puedan tener una estabilidad económica de forma general”, puntualizó el académico Héctor Iván del Toro, responsable del Módulo 5 de la Plataforma Economía de Jalisco Covid-19.

El profesor del Departamento de Economía subrayó que debido a los efectos de la crisis sanitaria no se prevé una situación económica favorable para Jalisco en el corto plazo.

Además, proyectó que será hasta el 2023 cuando podría comenzar a revertirse la situación.

De acuerdo con del Toro Ríos, un trabajador requiere 3.08 salarios mínimos para cubrir la totalidad de la canasta básica, sin incluir el pago de servicios.

“A partir del 1 de enero de este año, tuvimos un incremento de 15% al salario mínimo; es un incremento favorable, sin embargo, la situación económica no está siendo tan favorable tras el incremento tan agresivo que están presentando los precios”, comentó el especialista.

Incremento en impuestos complica panorama

Héctor Iván del Toro detalló que una familia de cuatro integrantes requiere 6,441.50 pesos para adquirir la canasta básica que, a raíz de la pandemia de Covid-19, incluye productos como alcohol, gel desinfectante, productos de limpieza y cubrebocas.

A ello, ahondó, la misma familia de cuatro miembros debe pagar 11,791 pesos para servicios indispensables como renta, electricidad y gas, por lo que, para adquirir la canasta básica y pagar servicios, requiere más de 18,232 pesos, equivalentes a 4.28 salarios mínimos.

Por su parte, el jefe del departamento de Economía del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas, Martín Romero Morett, señaló que la cuesta de enero será más complicada para los jaliscienses debido al incremento que sufrieron impuestos, derechos y servicios como el impuesto predial, el agua y las licencias para conducir.