El turismo de cuatrimoto continúa sin resarcir afectaciones al medio ambiente y opera sin mecanismos que permitan su desarrollo en la Sierra Gorda de Querétaro, aunque instancias y organismos sociales se habían vinculado para reglamentar esta actividad, aún no se han presentado resultados favorables.

El titular de la procuraduría estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano, Alfredo Zepeda Garrido, informó que falta ver medidas y resultados concretos en la regulación de esta actividad.

De momento, ha sostenido reuniones con alcaldías, así como con dependencias federales y estatales, como con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, la Secretaría de Seguridad Ciudadana y el Grupo Ecológico Sierra Gorda.

Entre estas instancias se había determinado signar un convenio de colaboración, pero la primera vez que se convocó no se concretó la firma. El procurador ambiental destacó la importancia de convenir acciones en beneficio de la zona.

Hemos tratado de generar un esquema que nos permita administrar esta práctica de las cuatrimotos, pero que se haga de una forma organizada , informó.

Necesario generar acuerdos

Entre los organismos involucrados se prevé realizar reuniones de vinculación, con la finalidad de impulsar el desarrollo del turismo sustentable. El documento que se preveía convenir incluye medidas para regular las rutas de las cuatrimotos, así como el involucramiento de los pobladores.