Como cada año, la Cruz Roja Mexicana acompaña a los peregrinos en su camino hacia el Tepeyac. De acuerdo con el reporte obtenido del personal que acompaña al contingente masculino, han brindado servicio a 60% de las personas, en relación con el número de incidencias que se presentaron en años pasados.

Manuel Piña, quien encabeza a los socorristas que acompañan a los fieles, dio a conocer que en lo que va del recorrido han atendido 300 peregrinos, un número menor que en ediciones anteriores, que estaba cercano a los 500.

Cinco de ellos han requerido traslado de emergencia a la ciudad de Querétaro y a San Juan del Río. Otros han sufrido descompensaciones metabólicas, ya que muchas personas no se cuidan , destacó el integrante de la corporación.

A partir de hoy, se unen al contingente los peregrinos que provienen de la Sierre Gorda, antes de llegar al próximo destino, en el Estado de México.

Anticipó que se triplicarán las atenciones, es un tramo muy pesado, en un solo día se llegan a atender hasta 800 personas; esperemos que no sea nada de gravedad , informó.

Tradición

Manuel Piña dio a conocer que la corporación cuenta este año con 20 paramédicos, tres médicos, cuatro ambulancias, cinco enfermera y 20 individuos de personal de apoyo, para la atención de los incidentes.

El trabajo de Manuel Piña a la vez lo convierte en peregrino, en particular como paramédico, yo tengo viniendo 34 años, ya lo considero toda una tradición , comentó.

arlene.patino@eleconomista.mx