Puebla, Pue. Comerciantes y restauranteros con desinterés en acceder a los créditos que ofrece Nacional Financiera (Nafin), al considerar que no podrían pagarlos mientras no reabran y vean algo de recuperación económica; además que tienen otras deudas con bancos que tampoco han podido cubrir.

Los presidentes de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Marco Antonio Prósperi Calderón y Olga Méndez Juárez, coincidieron en decir que los empresarios no quieren tomar esa opción hasta que las autoridades definan cuál será el futuro de esos sectores.

El presidente de la Canaco, que representa a 7,600 comercios, comentó que antes de buscar un crédito con la banca de desarrollo o comercial, primero recurrirían a la familia; sin embargo, la economía en general está mal y nadie tiene para prestar.

Agregó que 30% de los micro y pequeños negocios afiliados están en riesgo de empezar a cerrar en el presente mes, debido a que están en números rojos al no ver cuándo se reactivará la actividad pese a que solicitaron al gobierno estatal que sea a partir del 6 de julio, de lo cual aún no reciben respuesta de la Secretaría de Economía.

Asimismo, puntualizó que aún reabriendo van a tener ventas bajas por lo menos tres meses, debido a que las personas sólo están gastando en lo necesario como es alimentación y salud en casos que se vean afectados por el Covid-19 o en enfermedades crónico degenerativas.

“Lo que se alcance a vender cuando nos permitan reabrir será para abastecerse de mercancía, nómina y deudas, por lo que buscar un préstamo con la banca no está en planes de la mayoría”, apuntó Prósperi Calderón.

Bajo interés

Al respecto Méndez Juárez comentó que, en el caso de sus 400 socios, apenas 5% ha solicitado crédito de 25,000 hasta 40,000 pesos a Nafin; sin embargo, han sido rechazados, porque no ofrecen garantías de pago en este momento de crisis.

Dijo que si los créditos fueran opción, 900 negocios que ahora quebraron, los hubieran aceptado de inmediato para no tener ese fin durante esta pandemia por Covid-19.

“Debemos aceptar que los créditos no ayudan cuando estamos cerrados, por ello las autoridades deben flexibilizar el confinamiento y nos permitan reabrir, cumpliendo con los requisitos de sana distancia y aplicando las medidas sanitarias”, ahondó.

Reiteró que la difícil situación económica no se resolverá para los empresarios mientras sigan parados, además de que más empleos están en riesgo de perderse, tras contabilizar 6,000 bajas en el sector restaurantero durante los 105 días de la pandemia.

[email protected]