Guadalajara, Jal. La compañía jalisciense Grupo Mega atrajo al país 350 millones de dólares a través de la emisión internacional de bonos de deuda, con lo que superó las expectativas de sus propios accionistas.

La Operadora de Servicios Mega, especializada en crédito y arrendamiento tanto en México como en Estados Unidos, es la segunda compañía jalisciense que realiza una emisión internacional de deuda (la primera fue Grupo Sidek), aunque la de Mega fue una emisión mayor.

“Es un reconocimiento a la trayectoria de más de 16 años de la empresa, siempre hemos sido una empresa muy institucional, muy apegada a gobierno corporativo, a estándares internacionales. De hecho, somos la primera compañía financiera en implementar en nuestros procesos de crédito el sistema de gestión ambiental y social del Banco Mundial”, dijo a El Economista el presidente de la compañía, Guillermo Romo Romero.

“Es una muestra de confianza no solamente para el grupo sino para Jalisco y para México; sobre todo en estos momentos en que se necesita generar esa confianza, estamos trayendo 350 millones de dólares de inversión extranjera”, destacó.

El presidente de la compañía detalló que luego de visitar 70 fondos de inversión en Londres, Ginebra, Zurich, Los Ángeles, Nueva York y Boston, con llamadas a Asia y Latinoamérica, ahora Grupo Mega cuenta con más de 170 fondos de 30 países diferentes, entre ellos, BlackRock y Wellington.

“Son fondos que, por lo general, no le entraban a empresas con nuestro perfil y de nuestra región y de nuestro sector. Eso es doblemente satisfactorio. La verdad es que sobrepasó las expectativas que traíamos”, comentó.

La compañía proyectaba colocar 300 millones de dólares, pero recibieron órdenes por 1,500 millones, lo que permitió al grupo incrementar su oferta hasta los 350 millones de dólares, que es la cifra autorizada por el consejo de administración.

A decir de Guillermo Romo, entre los factores que dieron seguridad a los accionistas destaca el hecho de ser una sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) del top 10 que son reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, además de su trayectoria y su sociedad con German Investment Corporation (DEG), que es el brazo privado de la KFW, el banco de desarrollo alemán que en el 2017 compró 22% de las acciones de la compañía.

Financiamiento

Otro de los factores que los accionistas consideraron, destacó Guillermo Romo, fue el crecimiento que están teniendo los sectores económicos a los que Grupo Mega está destinando financiamiento.

“Por ejemplo, en sectores de alto crecimiento como la agroindustria; México es el décimo exportador de agroalimentos a nivel mundial (...) En el sector automotriz hay áreas como el Bajío que siguen creciendo a ritmos muy interesantes y en turismo, donde México es el octavo o noveno destino más buscado”, indicó.

Grupo Mega financia, asimismo, al sector vitivinícola de Ensenada y proyectos turísticos en Puerto Vallarta, Riviera Nayarit y el sureste de México.

“Son industrias que generan ingresos de divisas al país, que tienen crecimiento importante y creo que eso fue lo que les atrajo (a los accionistas), que apoyamos a la pequeña y mediana empresa a través de financiamiento y buscan bonos como nosotros porque les dan rendimiento interesante”, puntualizó.

Ante los recortes al presupuesto federal que frenaron apoyos al sector emprendedor, el presidente de Grupo Mega destacó que es una oportunidad para que la compañía pueda entrar a financiar los proyectos que no están siendo atendidos por el sector público.

[email protected]