Tijuana, BC. La economía de Baja California ha mantenido un crecimiento por 32 trimestres continuos, de acuerdo con el Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Este indicador posiciona a la entidad dentro del grupo de los cinco estados a nivel nacional que han aumentado consecutivamente de esa forma.

La Secretaría de Desarrollo Económico del Estado informó para el cuarto trimestre del año pasado que el ITAEE de Baja California, a tasa anual, se incrementó 2.3%, y en todo el 2017, 3.3 por ciento.

Este último resultado colocó a la entidad en tercer lugar de la frontera norte y decimosegundo a nivel nacional.

En el último trimestre del 2017, los ascensos anuales en las actividades fueron de 12.4% en primarias, 3.6% en secundarias y 1.0% en terciarias. Para todo el año, fueron de 3.4, 4.2 y 2.7%, respectivamente.

El director del Centro Metropolitano de Información Económica y Empresarial, Rubén Roa, dijo que el crecimiento económico en la entidad se mira reflejado en la generación de empleos e incluso en la inyección de Inversión Extranjera Directa, que el año pasado alcanzó los 2,500 millones de dólares aproximadamente, con la instalación de nuevas plantas productivas y la expansión de otras que ya operaban.

El reto, añadió, tiene que ver con el aumento al salario de los trabajadores para hacer frente a la inflación que hay tanto en Tijuana como en Mexicali, que mantiene una tasa por encima de 7% anual.

“Podemos hablar de un estado productivo, es verdad que tenemos retos porque aquí en frontera tenemos una economía a la que impacta sobre todo el aumento en el costo de la gasolina y la depreciación de la moneda mexicana, eso nos pega directamente en el encarecimiento en el costo de los productos, pero aun así vemos que el trabajo no se acaba en la frontera”, señaló.

El presidente del Colegio de Economistas, Domingo Ramos, advirtió que a pesar de haber trabajo e inversiones en el estado aún es insuficiente la percepción salarial, es decir, hay empleo para la gente a partir de la llegada de inversiones, pero es necesario, acentuó, reestructurar los sueldos con base en el aumento en el costo de los servicios básicos.

“Existe una gran diferencia en las condiciones económicas de las regiones del país, porque en la frontera el costo de los servicios y varios de los productos y artículos están dolarizados”, acotó.

[email protected]