Para Semana Santa se espera una llegada de 73,000 turistas al estado, de acuerdo con cálculos de la Secretaría de Turismo estatal.

Lo anterior representa un incremento de 12%, toda vez que en el 2011 se registró una afluencia de 66,000 turistas y 114,000 turistas noche. En ciudades como Tequisquiapan fueron 2,336 turistas los que llegaron, mientras que el fin de semana largo que se tuvo se registraron 2,546 llegadas, con una derrama de más de 11 millones de pesos.

Históricamente, las vacaciones de Semana Santa son el segundo periodo más importante para la industria del turismo queretano.

En los dos últimos años, los puentes largos del aniversario de la Constitución de 1917 y del Natalicio de Benito Juárez dejaron una derrama económica por 165 millones 33,096 pesos, en el 2012 fue 10% superior.

Para estas vacaciones de primavera se espera que la cantidad de turistas ascienda a 13,000 visitantes más; mientras que la derrama económica en Semana Santa ascenderá a 290 millones de pesos, 28 millones de pesos más que en el 2011, lo que significa 12% más para este año.

Los municipios donde se espera que haya los niveles más altos de afluencia de turistas son San Juan del Río, Tequisquiapan y Ezequiel Montes, en este último la cantidad de turistas será flotante, ya que la mayoría de los visitantes estará destinada a los balnearios que tradicionalmente se visitan en este periodo vacacional. Tequisquiapan también tiene una alta atracción turística flotante para balnearios, siendo sus visitantes originarios del Distrito Federal, Estado de México y de Querétaro.

En total, las cifras de turistas noche se estima que sean superiores a los 37,000, mientras que el porcentaje de ocupación hotelera sería de 73% y podría superarse durante la semana mayor, mientras que en la Semana de Pascua, podría registrar un leve descenso.

Otras regiones

La zona serrana estaría registrando niveles cercanos a 90% ante la llegada de turismo local, que estará en actividades de ecoturismo y religioso por las diversas festividades de la semana mayor en lugares como Arroyo Seco y Pinal de Amoles.

En el semidesierto, la semana mayor también significa la reactivación económica con la llegada del turismo local y nacional a municipios como Tolimán, que tienen una significativa tradición en las festividades de Jueves y Viernes Santo.

[email protected]