El Instituto de Gastronomía de Estudios Superiores (IGES) evoluciona hacia la investigación en industrialización de alimentos para mantener calidad y conservar los mismos.

La gastronomía no es formar cocineros, sino una ciencia que tiene aportación a los rubros económicos, químicos y nutricionales. Se depende de los alimentos para transformar y la calidad se gana o pierde con las técnicas utilizadas en el análisis químico , explicó Olivia González Mendoza, directora de la institución educativa.

Planteó que la cocina mexicana es importante en el mundo y los alumnos de gastronomía del IGES se desarrollan tanto en alimentos salados como dulces.

En lo que se refiere a la investigación de la cocina, también se desarrolla personal para la administración de restaurantes y hay egresados que deciden crear negocios de banquetes.

González Mendoza informó que están vinculados con la Universidad Autónoma de Querétaro a través de proyectos que impacten en la innovación alimentaria, como la creación de nuevas alternativas de pastas con mayor valor nutrimental, productos desarrollados con hoja de amaranto y se trabajará con la editorial en publicaciones gastronómicas .

Olivia González consideró que la industria de alimentos en el estado requiere de laboratorios que realicen pruebas en análisis químicos,midan su aportación nutrimental, calidad de los alimentos, tiempo de envasado, para así fortalecerse.