Tijuana, BC. Durante los primeros cuatro meses del año en curso, el precio de la renta en las viviendas de San Diego, California, aumentó 8% comparado con el mismo periodo del año pasado, lo que ha ocasionado que residentes del otro lado de la frontera busquen en Tijuana una opción para vivir.

Un estudio realizado por los asesores en bienes raíces Market Point, en Estados Unidos, reflejó que vivir en ese país cada vez es más caro, por ello el fenómeno también ha tenido un impacto en territorio mexicano con gente que prefiere vivir en la ciudad a pesar de tener que cruzar la frontera diariamente para ir a trabajar.

El presidente del Colegio de Economistas de Baja California, Domingo Ramos, dijo que a pesar de que el mercado inmobiliario pasa por un buen momento con la llegada de extranjeros para rentar vivienda en Tijuana, el problema es que el efecto de oferta y demanda ha causado también que los contratos de arrendamiento sean en dólares, porque los residentes estadounidenses pueden pagar con esa moneda.

Explicó que la ciudad es considerada como la más dolarizada del país, es decir, con mayor flujo y uso de la moneda estadounidense, por ello el impacto en la economía local para quienes no tienen acceso a un salario en dólares es mayor, considerando que el pago de una vivienda es uno de los gastos más importantes para una familia.

Domingo Ramos refirió que no sólo es el pago en dólares, sino también se debe tomar en cuenta la depreciación del peso frente al dólar.

Por ejemplo, indicó, a finales de abril una vivienda que era rentada a 250 dólares mensuales equivalía a 4,462 pesos para alguien que forzosamente debe acudir a un centro cambiario para comprar dólares, ya que su valor en esa fecha era de aproximadamente 17.85 pesos por cada dólar.

Para Carlos Miranda, un joven de 35 años que nació y vivió en San Diego toda su vida, ha sido difícil cambiar su lugar de residencia desde hace apenas tres meses. El motivo es la incapacidad de poder seguir costeando un alquiler de 900 dólares por un cuarto.

“Ese es un problema que tenemos que enfrentar no sólo los migrantes, ahora también es un problema para los nacidos aquí, vivir en California puede ser realmente caro y la única opción es cruzar la frontera”, lamentó.

[email protected]