Monterrey, NL. Ante los cambios del entorno internacional, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que modifica las reglas del juego para el sector automotor, nueve clústeres de diferentes regiones del país formalizaron legalmente la Red Nacional de Clústeres de la Industria Automotriz, cuyo objetivo es desarrollar la proveeduría local a través de la búsqueda de apoyos para las empresas que puedan formar parte de la cadena de suministros.

César Jiménez, presidente del Clúster Automotriz de Nuevo León y presidente ejecutivo de Ternium México, comentó: “Contamos con visión clara de impulsar la competitividad y la vinculación entre la triple hélice (gobierno, Iniciativa Privada y academia). Nos encontramos en un mundo donde el entorno internacional está cambiando. Las amenazas de guerras comerciales pueden afectar las cadenas de abasto a las que estábamos acostumbrados y en las que aprendimos a participar con éxito”.

“Dentro de poco vamos a tener la implementación del nuevo tratado de libre comercio (T-MEC, aprobado en el Senado mexicano), que también cambia las reglas del juego (el contenido regional de un automóvil pasará de 62.5 a 75.0%), y trae formas diferentes de la cadena automotriz en la que vamos a estar inmersos, y por el lado de la tecnología la promesa de un futuro cercano de los coches autónomos, además de la Cuarta Revolución Industrial. Nos obliga a estar a la vanguardia para no perder la competitividad”, expuso en el marco de la firma protocolaria.

Por su parte, Manuel Montoya Ortega, director general del Clúster Automotriz de Nuevo León y nombrado como presidente de la Red Nacional de Clústeres de la Industria Automotriz, recordó que este esfuerzo data desde el 2016, “y ahora la red se constituye como una asociación civil”.

Acciones

La red se integra por los clústeres de Chihuahua, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, La Laguna (Manufactura Avanzada y Automotriz), Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Zona Centro (Puebla y Tlaxcala).

La misión de este agrupamiento es generar estrategias de valor para la industria a nivel regional. Está el ejemplo de Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Aguascalientes, quienes impulsan la industria automotriz en el Bajío, mientras que en el noreste el corredor Saltillo-Monterrey trabaja de manera conjunta, aunque se ubican en entidades federativas diferentes, detalló Montoya Ortega.

Sobre las acciones que ya implementan, explicó que están intercambiando bases de datos para la búsqueda de proveedores, aprovechando el ejemplo del Clúster Automotriz de Guanajuato, que ha consolidado la información de la proveeduría en una plataforma, así como indicadores de recursos humanos y rotación de personal.

Asimismo, han avanzado en el objetivo de conectar a la red de clústeres con el sector automotriz de Estados Unidos, a través del Grupo de Acción de la Industria Automotriz, mediante una firma de convenio para que todas las empresas asociadas tengan una membresía gratuita a los beneficios que ofrece esta asociación, que fue creada para desarrollar recomendaciones y un marco para la mejora de la calidad en la industria automotriz.

“Queremos en un futuro añadir otros clústeres de algunas regiones donde están formando clústeres, cuando estén conformados (por empresas academia y gobierno). Los estaremos invitando a sumarse, como es el caso de Jalisco, Aguascalientes y Ciudad Juárez. Son regiones automotrices que hoy no tienen institucionalizado su clúster”, afirmó.

También se trabaja en la búsqueda de proveedores en el extranjero, con la posibilidad de establecer operaciones en México, ya sea como Inversión Extranjera Directa, una coinversión con proveedores mexicanos o transferencia de tecnología, así como en la capacitación de las más de 500 empresas agrupadas.

[email protected]