Querétaro, Qro. La desocupación de inmuebles industriales preponderó en el tercer trimestre del año, como un efecto más que ha tenido la pandemia de Covid-19 en el estado, puntualmente en la menor actividad manufacturera.

Aunque el indicador de desocupación reporta una dinámica habitual en el mercado industrial, muestra una tendencia creciente en el estado, motivado por las empresas que han reducido sus niveles operativos y por ende reducen la superficie de suelo industrial, explicó, el director de Investigación de Mercado de la firma Solili, plataforma inmobiliaria, Pablo López.

“El tema de la pandemia (impacta), si bien es cierto que la desocupación es normal en temas de pandemia y no pandemia, es un factor que se da normalmente, en este caso la pandemia sí ha hecho que algunas empresas recorten espacios o desocupen espacio y básicamente derivado de eso se ha visto reflejada una demanda neta negativa que tiende al cero básicamente”, explicó.

Dentro de la demanda sobresalen dos puntos: uno de ellos es la tendencia que muestra el mercado de Querétaro en la demanda bruta, que consiste en las transacciones que se hacen en el mercado, indicador que arroja que el mercado se está comportando similarmente a los números que reportaba en el periodo de prepandemia, sin tener alguna similitud con los resultados de años pasados, desde el 2014 al 2018.

Al observar el comportamiento del mercado en comparación con el 2019 se observa que está en niveles similares, con disminuciones de entre 5 y 6%, que lo sitúan dentro del promedio.

“Ahora la demanda neta, en donde ya se incorpora el tema de desocupación, resulta que este periodo quedó en números negativos o muy cercanos a cero, porque el número negativo es de 357 metros cuadrados, es decir que está muy en ceros; sucede que básicamente lo que se transacciona durante el trimestre en comparación con lo que se desocupó fue similar, es decir, que estamos viendo altos volúmenes de desocupación en el mercado”, destacó.

El especialista explicó que en comparación con el trimestre anterior se reportan rangos negativos en ambos casos; en el trimestre pasado la demanda neta fue de 10,000 metros cuadrados, mientras que en el mismo periodo del año anterior fue de 80,000 metros cuadrados.

La demanda neta reporta una cifra negativa de 357 metros cuadrados, influenciada por el alto volumen de desocupación reportado que alcanzó 26,000 metros cuadrados en el tercer trimestre del año.

La desocupación, expone la firma, ha sido una constante en la mayoría de los mercados industriales del país, lo que ha generado que se presione a la baja la demanda neta.

“Esto tiene que ver con un tema de desocupación, el mercado está desocupando espacio derivado de algunas empresas que han reducido su espacio o han hecho cambios incluso en otras propiedades: rentas una, pero desocupan otra y es donde se ve afectada la demanda neta”, expuso.

La caída en los niveles de absorción están relacionados con el detenimiento que ha tenido la actividad manufacturera del estado, misma que tiene una alta relación con la actividad económica local.

En contraste a la caída en la actividad manufacturera, la industria logística fue uno de los sectores que ha retomado una mayor productividad, aunado a la industria automotriz que paulatinamente avanza en reanudar sus operaciones.

“De manera general estamos viendo que en la parte de manufactura realmente está lenta la demanda, que la estructura de la demanda en Querétaro la constituye la manufactura; sin embargo, ha entrado al quite la industria logística, el sector logístico ha demandado espacio, ha estado presente, ha jugado un papel importante la industria automotriz, que si bien es cierto que se encuentra deprimida, es verdad que ya empieza a mostrar signos de recuperación o al menos para la exportación a Estados Unidos, es una industria que es enorme, no se detiene, hay demanda residual de este tipo de industria”, refirió.

Demanda

Se prevé que la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) impulse la demanda de superficie industrial a partir de los próximos seis meses, estimando que dentro de doce meses haya un mayor impacto.

Durante el tercer trimestre del año, el mercado industrial de Querétaro sumó un inventario de 5,011.8 metros cuadrados, una vacancia de 4.7% y la construcción de 199,976 metros cuadrados, de acuerdo con el reporte inmobiliario de Solili.

La industria manufacturera reportó en abril y mayo las caídas más pronunciadas en su producción, generando que en el lapso enero-septiembre registrara una caída anual de 9% en comparación con el periodo del año anterior, detalla la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM).

Las industrias con las caídas más pronunciadas son la fabricación de productos textiles, excepto prendas de vestir, que tuvo un descenso anual de 39.5%, las industrias metálicas básicas (33.9%), la fabricación de maquinaria y equipo (33.5%), fabricación de prendas de vestir (26.6%) y fabricación de equipo de transporte (19.5 por ciento).

En contraste, sólo dos industrias reportaron valores positivos en el periodo de referencia: la industria alimentaria que tuvo un alza anual de 7.6%; y la industria del papel con un incremento de 4.6 por ciento.

estados@eleconomista.mx