En paralelo al panorama sanitario, la industria enfrenta la necesidad de generar nuevos diseños de las plataformas de fabricación, dado que anteriormente los cambios en los ciclos de producción oscilaban de siete a ocho años y actualmente son de dos a tres años, refirió el presidente del Clúster Automotriz de Querétaro, Renato Villaseñor.

“En mediano a largo plazo los consumidores no serán los privados sino las empresas que provean movilidad. Hoy día el tiempo para desarrollar un nuevo diseño completo de plataformas ha pasado de cambios de ciclos de siete a ocho años, se espera que en un futuro sea de dos a tres años, esto nos tendrá que hacer muy dinámicos”, agregó.

Empresas automotrices han reconvertido sus procesos para atender la pandemia, expuso el director del clúster, Daniel Hernández, tras referir que la contingencia sanitaria también impactará el nivel de ventas y rentabilidad de las empresas.

“Definitivamente el mercado, las ventas, la rentabilidad y muchos factores van a verse afectados, por eso consideramos que el clúster debe contribuir a abrir nuevas oportunidades de negocio para las empresas, casado con la diversificación de mercado, que muchas de las empresas aún siendo productoras de autopartes han explorado y visto la reconversión de manufactura para atender la emergencia médica”, agregó.

Aunado a que se han acelerado procesos para incorporar en la industria conceptos como la digitalización de procesos, la industria 4.0, trabajo a distancia, entre otros esquemas que deberán ser implementados para incidir en la recuperación de las empresas.

“El tema de la pandemia acelera muchos procesos de los que hemos hablado: la manufactura, industria 4.0, la digitalización de procesos, vigilancia remota, el llamado teletrabajo, revoluciona todo esto y con cosas que ya veníamos visualizando como un marco de innovación y la pandemia lo profundiza y deberá ser un tema crítico para trabajar activamente los próximos meses, para contribuir a la recuperación de las empresas”, planteó.

Al detenimiento de la industria automotriz, a causa de la pandemia, se añaden los cambios en el sector automotriz, que han migrado de hablar de la industria automotriz a un modelo integral de movilidad, esquema al que deberá transitar la industria automotriz del estado, agregó.

“Entendemos que la dinámica económica para el sector automotriz está cambiando, muchas regiones ya no hablamos de la industria automotriz, sino de un modelo integral de movilidad y el sector automotriz de Querétaro tendría que ir en la misma dirección”, refirió.

Los patrones de consumo de los clientes, dijo, derivan en una menor producción de carros, transitando a un sistema de movilidad que estará conformado por diversos sistemas de transportación.

“Supone grandes retos para la industria, va a suceder que sólo aquellos que son mejores, más eficientes, -de manera rápida ante los cambios de mercado- la última tecnología, serán los que puedan sobresalir en estos cambios que se están viviendo”, agregó.

Por tanto, acotó que elevar la competitividad de la industria local es uno de los objetivos primordiales.

“Se tiene que ser más competitivos, la importancia de que en la región trabajemos en ese sentido. Se necesitará tener el mejor talento; y hoy el talento está siendo traído por las grande firmas tecnológicas”, agregó.

Aumentar la competitividad y las capacidades de las empresas locales, expuso, tiene como finalidad que la industria automotora encuentre en Querétaro el nivel de innovación que demanda esta rama fabril.

Por tanto, en la Nueva Alineación Estratégica el clúster fija como pilares: la colaboración entre empresas, incremento de contenido nacional (fortaleciendo la proveeduría local); además de generar programas de vinculación con grandes empresas para desarrollar nuevas oportunidades de negocio, así como elevar la competitividad frente a la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Creemos que podemos potencializar el talento de los jóvenes para explorar nuevas ideas e impulsar un espíritu emprendedor (...) La mejor competitividad del ecosistema, cómo mejorar el día a día de la operación y contribuir la rentabilidad de los negocios, para contribuir en que aumenten las utilidades y rendimientos de los negocios”, agregó.

Acciones por fase

En el documento también se puntualizan las funciones que desempeñará el clúster en el marco de la pandemia por el Covid-19; en una fase previa se consideró el monitoreo de información (punto constante en el resto de etapas), análisis de suministros necesarios y seguimiento de paros técnicos para implementar estrategias laborales.

Durante la suspensión se contempla implementar apoyo legal para la protección del personal y de los modelos de negocio, coordinación con gobierno, así como estrategias de capacitación; una vez que reinicie la actividad se tiene previsto crear estrategias para mitigar riesgos de contagio en las plantas, entre otras; en estrategias futuras plantean acciones como abrir nuevas oportunidades de negocio, adopción tecnológica y diversificación de mercados. Actualmente, el clúster integra a 97 empresas automotrices.

 

Empresa reconvierte procesos

Innovet -empresa queretana de termoformado que provee a las industrias automotriz y aeronáutica- anunció que ha reconvertido procesos productivos para diseñar y producir una mascarilla de equipo de protección personal.

Actualmente, la firma local ha donado más de 9,000 mascarillas a instituciones de salud del estado y del país, así como a universidades e instituciones sin fines de lucro.

La subdirectora de Innovet, Beatriz Hernández, explicó que la mascarilla termoformada es la primera que se produjo tanto en el estado como a nivel nacional, dado que el termoformado permite procesos que pueden reconvertirse.

 

[email protected]

rrg