Querétaro, Qro. Las constantes alzas en el costo de la energía eléctrica presionan a la industria del plástico del estado, al representar hasta 20% del total de los insumos que requiere esta rama fabril.

Estas variaciones en el costo de energía —que de enero a octubre aumentó 70%— impactarían tanto en el crecimiento de esta industria como las utilidades de las empresas, explicó el presidente del Clúster de Plásticos, Venancio Pérez Gómez.

“Hasta antes de eso de la energía eléctrica íbamos o estábamos pensando en cerrar el año equiparable al 2017, pero ahorita realmente hay que analizar los resultados de este último bimestre para ver cómo se va a marcar la tendencia”, pronunció.

El año pasado, las empresas del sector, dijo, cerraron con crecimientos anuales de entre 6 y 12%, dependiendo de la rama, sin embargo, proyectó que estos indicadores pudiesen ajustarse hacia finales del 2018, para dilucidar el impacto que tendría el aumento de la electricidad.

El industrial explicó que también se afectan los presupuestos anuales proyectados por cada compañía, dado que no se preveían alzas tan significativas.

“Si nosotros tomamos de enero a la fecha se ha incrementado 70% de forma general (...) Es mucho en perspectiva”, explicó.

Aunque el impacto depende del tipo de industria, en el caso del plástico es una afectación a un costo directo, dado que la energía eléctrica es la herramienta principal para los procesos de fundición de plásticos.

“Llega la resina, se funde, se moldea y todo es energía eléctrica, no hay otra cosa, más que pura energía eléctrica, no lo ha tocado ninguna persona, no tengo gasto de mano de obra, solamente de energía eléctrica para transformar, entonces en el costo del producto uno de los principales rubros es la energía eléctrica, en este caso sí se ve muy afectada”, puntualizó.

Instan a estrategia

Pérez Gómez instó a que se genere una pronta estrategia para bajar o estabilizar el precio de la energía eléctrica.

“Es lo que realmente preocupa, porque además cualquiera de nosotros como industriales sabe cuánto va a costar la energía el día 15 de este mes, entonces en noviembre, del primero al 15, yo pienso que me va a costar lo que fue en octubre y ¿qué pasa si cuesta más?, ese medio mes ya lo perdí o ¿qué pasa si yo lo aumento (en el precio final del producto) y pierdo competitividad?, entonces es algo muy incierto”, pronunció.

El empresario refirió que fue a partir de enero del año en curso cuando se comenzaron a observar aumentos considerables.

Actualmente, el clúster integra a cerca de 56 empresas, siendo la totalidad de ellas las que enfrentan dificultades por los incrementos en el precio de la energía.

Para compensar las alzas, las empresas de este ramo podrían subir los precios de sus productos finales.

Sin embargo, por ahora, las firmas sacrificarían utilidades, puesto que deben cumplir con los precios que habían pactado en contratos previamente signados.

[email protected]