El presidente de la Coparmex en la Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, urgió a crear los protocolos de emergencia ambiental y sanitaria porque podría empeorar la problemática de salud para la población y también de afectación a la productividad de las empresas.

La actual contingencia ambiental es ya de suma gravedad y es necesario que el gobierno de la Ciudad de México actúe de inmediato, a decir del dirigente capitalino de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). 

Los expertos de esta cámara empresarial, dijo, están a disposición del gobierno local para aprovechar la actual crisis y definir qué hacer para que no nos vuelva a ocurrir un evento parecido al que ya está perjudicando de manera severa a los habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México.

En marzo pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que la contaminación atmosférica mata cada año y de forma prematura a 8.8 millones de personas en el mundo, superior a los 7.2 millones que causa el tabaco.

La misma OMS afirma que México es el segundo país de América Latina más contaminado, sólo superado por Brasil.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) estimó que en 2016 hubo alrededor de 31 mil 141 muertes relacionadas con la mala calidad del aire y, de acuerdo con el estudio, el mayor número de muertes relacionadas con la elevada presencia de ozono ocurrieron en el estado de México, con 271 casos, y le siguieron la Ciudad de México, con 182, Veracruz, 163.

Reiteró que la capital mexicana carece de un protocolo para hacer frente a las contingencias ambientales desde que comenzó a medirse la calidad del aire, por lo que “debemos de dejar de ser sorprendidos por el ambiente y trabajar ya en un plan de mediano y largo plazo y no sólo acciones reactivas”.

Padilla Zenteno consideró que este mes es el momento idóneo para tomar cartas en el asunto y comenzar a actuar todos en conjunto, gobierno, empresarios y sociedad, porque muchas ocasiones nos gana el día.

“Hago un atento llamado a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y a los integrantes de la Comisión Ambiental Metropolitana (CAMe) para que juntos, con otros institutos de investigación como el Politécnico Nacional y la UNAM, creemos los protocolos de emergencia ambiental y sanitaria que son muy necesarios para la capital del país”.