De no respetarse los resultados de la elección para la Presidencia municipal de Querétaro, se corre el riesgo de generar manifestaciones agresivas o incluso brotes de inseguridad, lo que afectaría la llegada de inversiones para la entidad, advirtió el presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Luis Alfonso García Alcocer.

En reunión con los candidatos a la alcaldía capitalina, el líder empresarial hizo hincapié en que los aspirantes deben respetar a los árbitros de la elección, que son el Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) y el Instituto Federal Electoral (IFE).

Dijo que en caso de que llegaran a presentarse irregularidades una vez realizado el proceso, los afectados tienen todo el derecho a expresarse en contra de las disposiciones, no así cuando todavía no concluye, al referir que se han dado escenarios de descalificación durante la contienda.

Destacó que de no cuidarse que la elección se lleve a cabo de manera transparente y limpia, habrá movilizaciones que perjudiquen la imagen del estado, aun cuando actualmente ocupa el segundo lugar a nivel nacional en seguridad, además de ser ejemplo de civilidad, de crecimiento y de salarios altos. Pueden provocar un movimiento en el que existan brotes de inseguridad, manifestaciones agresivas de los jóvenes; muchos de éstos, hay que decirlo, pueden ser pagados para que generen violencia y lo único que provocaría es que a Querétaro, en lugar de verlo como punta de lanza, lo ubiquen como un estado que no aceptó los resultados, poniendo en riesgo las inversiones , refirió.

Propuestas

En cuanto a las propuestas que los candidatos presentan como parte de su plataforma de campaña, García Alcocer expresó que los diversos proyectos coinciden en áreas de oportunidad que es necesario atender.

Respecto de algunas de ellas, donde los candidatos plantean que dejarán de cobrar ciertos ingresos, el líder de la Coparmex pidió que se explique la manera en que se recuperarán esos recursos.

Luis Alfonso García aseveró que no habrá voto corporativo de la Coparmex, sino que habrá voto individual, donde los más de 38,000 empleados de las 630 empresas afiliadas al organismo decidirán con base en propuestas y no a candidatos o partidos políticos específicos.

sirse.rosas@eleconomista.mx