La capital del país se encuentra en un escenario económico difícil, debido a que desde el 2019 decreció y con el Covid-19 se agravaron los problemas, por lo mismo, los empresarios deben apostar por nuevas estrategias, aseguró el nuevo presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la Ciudad de México, Armando Zúñiga Salinas.

En el marco del cambio de batuta como líder empresarial local para el periodo 2020-2022 y en entrevista con El Economista, dio a conocer parte de su nueva estrategia de trabajo, donde destacan varios ejes a corto, mediano y largo plazo, cuya base es recuperarse de los efectos negativos por la crisis sanitaria.

“Vemos complicado el escenario, la semana pasada conocimos los datos de la caída del PIB nacional, casi 19% comparado con el año anterior, antes de la pandemia había 0% de crecimiento en la Ciudad de México, esta crisis sanitaria vino a perjudicar más”, dijo.

“Estamos viviendo la peor crisis de la era moderna, pero también hay muchas oportunidades, nos mueve mucho el ayudar a nuestros socios, a los empresarios, a nuestros trabajadores. Uno de nuestros ejes centrales e inmediatos es tratar de reactivar la economía, de ayudar a las empresas que peor la están pasando. Buscamos evitar que se estén cerrando más empresas y que se sigan perdiendo más empleos”, recalcó.

En ese sentido, manifestó que son dos líneas de acción a corto plazo las que realizarán: complementar el Plan de Reactivación Económica del Gobierno de la Ciudad de México y crear una plataforma de consumo entre el empresariado local.

“Definitivamente (el Plan de Reactivación Económica) necesita nutrirse de más estrategias, y una que nosotros estaremos promoviendo es el aprovechar el Impuesto sobre Nómina, esto para poder ayudar a las pequeñas y medianas empresas para que no cierren, a que puedan operar. Vemos muy buena apertura con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, seguramente vamos a poder en primera instancia expresar estas propuestas”, subrayó Zúñiga Salinas.

Reiteró que le van a pedir a las autoridades capitalinas que se puedan diferir más impuestos y que también los ayuden para negociar los federales; por ello, buscan apoyo para diferir las cuotas de los trabajadores para el IMSS, Infonavit, así como para el ahorro para el retiro, sumado a que se negocien los pagos de los servicios públicos, como la luz y el agua.

Enunció que otro de los ejes que proponen para el Plan de Reactivación Económica es que se logre incentivar el turismo local, aprovechando que la capital está en el centro del país.

Sobre la segunda acción a corto plazo, manifestó que pretende generar una plataforma enfocada en todo el sector privado, tanto de las actividades primarias, secundarias y terciarias, donde las grandes y medianas empresas locales consuman a las unidades económicas pequeñas de la urbe y viceversa, a fin de generar una cadena de proveeduría local.

Señaló que con ella se salvarían a las micro, pequeñas y medianas empresas de la capital, que son las más afectadas.

Además, puntualizó que se reunirá con el G9 de la capital (grupo de coordinación empresarial local integrado por las representaciones de Coparmex, Canacintra, Canaco, CMIC, Antad), para que se pueda acelerar su implementación y que todos los sectores formales operen.

Más ejes

Armando Zúñiga adelantó que a mediano plazo buscan apoyar a los emprendedores, por ello proponen un club de inversionistas y una incubadora de negocios, donde se les dará preferencia a las ramas de tecnología.

Sostuvo que una de las estrategias a largo plazo es crear el primer Clúster Empresarial de Tecnología de la Ciudad de México, el cual pretende aprovechar los proyectos de desarrollo industrial que hay en la entidad.

estados@eleconomista.mx