Ante la complejidad del panorama económico que existe desde hace varios meses, Querétaro y el país en su conjunto enfrentan diversos retos en materia de competitividad para fortalecer el sector productivo, advirtió Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El 2016 inició con lo que podríamos llamar la tormenta perfecta. Si nos hubieran dicho que nos íbamos a encontrar al principio una paridad de 19 pesos por dólar y que el precio de nuestro principal ingreso de exportación, el petróleo, iba a estar en 19 dólares por barril, hubiéramos pensado que el país se iba a colapsar, que la economía no iba a salir adelante , sostuvo.

No obstante, agregó De Hoyos Walther, aun cuando estas condiciones se presentaron a partir de factores externos, la economía nacional ha logrado salir adelante, con un crecimiento si bien menor y con un sector productivo que continúa trabajando.

Es un año de grandes retos; afortunadamente la economía del país está apoyada fundamentalmente por la manufactura de Estados Unidos y en esta nación, a diferencia de China, sí se está creciendo; así que en eso está la diferencia, no obstante la tormenta , puntualizó.

Competitividad, entre los retos del 2016

Durante la toma de protesta del Consejo Directivo 2016 del centro empresarial de la Coparmex en Querétaro, De Hoyos aseguró que los desafíos para este año se basan en la competitividad, en aspectos fiscales, de energía, educación, Estado de Derecho y seguridad.

Lo anterior, toda vez que hay una competencia no sólo entre países, sino a nivel regional y local, añadió el empresario.

Por eso, comentó que es esencial mejorar el régimen fiscal nacional, con un esquema más sencillo para los empresarios.

Asimismo, se deben ir consolidando los cambios en materia energética, donde un paso importante es el anuncio del director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) de saldar todos los pasivos que tiene la paraestatal con sus proveedores.

En el tema de desregulación, el líder de la Coparmex nacional enfatizó la importancia de simplificar aspectos como los permisos para construcción en los diferentes niveles de gobierno. De no tomar acciones en este ámbito, se corre el riesgo de generar espacios de corrupción.

Otros factores de competitividad, en los que todavía hay un área de oportunidad importante en México, son la educación, enfocada sobre todo al desarrollo de capital intelectual; así como las medidas para asegurar la transparencia y rendición de cuentas en los distintos niveles de gobierno.

Gustavo de Hoyos hizo un llamado para que los empresarios junto con las autoridades trabajen para superar estos retos y evitar así un efecto negativo en la actividad productiva.

Darío Malpica Basurto, presidente de la Coparmex Querétaro, destacó la importancia de atender los aspectos de legalidad y rendición de cuentas por parte de los servidores públicos, ya que esto crea condiciones de certidumbre jurídica que permiten el desarrollo económico y social.

En el estado, la Coparmex y otros organismos junto con las autoridades emprendieron un proyecto para auditar los recursos que se ejerzan en los programas de las alcaldías.

lucero.almanza@eleconomista.mx