Querétaro, Qro. Para el último trimestre del año se avizoran complejidades en el proceso de reactivación económica del estado, debido a que persisten los efectos de la emergencia sanitaria por Covid-19.

La presidenta en Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Lorena Jiménez Salcedo, refirió que en torno al difícil cierre que se vislumbra, las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) han sido las más vulnerables a la crisis.

Agregó que aún con el freno que experimentan diversas industrias, hay otros sectores que en contraste se han visto beneficiados como es el sector de tecnologías de la información.

La representación de Coparmex ha proyectado que al cierre del año la entidad reporte un decrecimiento en la variación anual de su actividad económica, a causa de la crisis generalizada que ha dejado Covid-19.

Los ajustes a las plantillas laborales, implicando la pérdida de empleos, será una situación constante para las empresas, frente a los efectos económicos y financieros que viven en medio de la pandemia.

“Va a ser una constante (la pérdida de empleos), va a depender mucho de la capacidad que se tenga de reactivar el empleo, poder incentivar la creación de nuevos, es parte de lo que hemos pedido, estos remedios solidarios, uno de ellos es este bono donde se da un incentivo para que se puedan generar empleos”, dijo.

Las empresas han buscado mantener los empleos en las medidas de las posibilidades de cada actividad económica, incidiendo en que a partir del inicio del segundo semestre el estado comenzó a recuperar empleos que se perdieron durante la pandemia.

Para cumplir la proyección que ha fijado el gobierno estatal, que al cierre del año se recuperen al menos 50% de los empleos perdidos por el Covid-19, se implementan diversas estrategias para retener a los trabajadores; sin embargo, la Iniciativa Privada demanda un mayor apoyo del gobierno federal para recuperar los puestos de trabajo.

Salario solidario

La presidenta de Coparmex Querétaro reiteró la propuesta de salario solidario que ha lanzado la confederación a nivel nacional, dirigida al gobierno federal; la iniciativa consiste en que se destine un salario igual o menor al salario con el que cuenta cada trabajador, conformándose de una contribución del gobierno, una del patrón y otra del trabajador, con la finalidad de evitar despidos y cierres de empresas ante la falta de liquidez para pagar la nómina y otros gastos fijos.

estados@eleconomista.mx