En Tequisquiapan, la cooperativa Cosechando juntos lo sembrado brinda servicios de ahorro y préstamo a habitantes de 70 comunidades rurales de los municipios de Colón, San Juan del Río, Cadereyta, Tequisquiapan y Ezequiel Montes.

Alfonso Castillo, promotor del trabajo de la cooperativa desde que inició en 1983, destacó que la finalidad con la que se creó este espacio fue contribuir a que las comunidades rurales pudieran tener mejores oportunidades de vida mediante el impulso de la vida económica.

Es una organización campesina que cuenta con más de 23,000 cuentas de ahorro. Pone énfasis especial en la educación como la capacidad de reflexionar, criticar y tomar decisiones con mayor conocimiento y una recuperación de la dignidad de las personas .

Explicó que el ahorro es utilizado como un instrumento de protección a la vulnerabilidad, de educación y de organización.

Dentro de los proyectos con los que cuentan para realizar esta labor se encuentra el programa del Buen Traspatio, con el que se apoya con asesorías para que las familias campesinas produzcan en sus casas alimentos que consumen diario.

Dentro de este proyecto y ante la situación de sequía que se vive en el país, este programa se ha convertido en una oportunidad para no carecer de alimentos de la canasta básica. De momento se han inscrito 700 socios para contar con la asesoría adecuada en la materia para este año.

De igual manera, en otra vertiente se encuentra el programa del Buen Negocio, en el que se les dota de financiamiento a los socios para adecuar la infraestructura de las instalaciones de sus comercios.

En el tema de vivienda, Alfonso Castillo dio a conocer que la cooperativa firmó recientemente un convenio con la Comisión Nacional de la Vivienda (Conavi) para dotar de financiamiento a las familias rurales para el mejoramiento de sus hogares. El programa Mejoramiento de vivienda saludable, productiva y sustentable dotó en el 2011 a 1,010 familias de apoyo económico.

Ambiente

Un elemento importante es que todas las personas que reciban recursos tienen que construir una ecotecnia: baño ecológico, fogón ahorrador leña, biofiltro, calentador solar, chiquero ecológico o cisterna para captar agua de lluvia , dijo. Los subsidios van de 3,500 pesos hasta 20,000, pero no todo se les da en efectivo, 40% del crédito es otorgado en material.

arlene.patino@eleconomista.mx