Cancún, QR. El dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Quintana Roo, Mario Machuca Sánchez, aseguró que durante la actual temporada de verano las contrataciones de empleados hoteleros disminuyeron de 6,000 a 2,000 —trabajos eventuales—, en comparación con el mismo periodo del año pasado, es decir, una caída anual de 66.7 por ciento.

“No podemos cerrar los ojos en referencia a otros años; la tarifa ha bajado para no perder ocupación, los hoteleros han tenido que castigar sus precios para poder mantener, no la ocupación idónea, pero al menos sí para mantenernos en niveles de 80%; si bien no es lo deseable, sí está permitiendo que no se pierdan más fuentes de empleo”, dijo.

“Afecta el sargazo y la violencia, pero aun así no hemos dejado de tener una fuente laboral estable. La CROC tiene actualmente 200,000 trabajadores afiliados en todo el estado; de esos, alrededor de 50,000 están en Cancún”, acotó.

Machuca Sánchez agregó que en total la CROC tiene alrededor de 560 contratos con restaurantes, hoteles, bares, constructoras, entre otros.

Sobre la temporada de otoño que se avecina, mencionó que es de pronóstico reservado, ya que si bien este verano la ocupación se ha mantenido en niveles de 80%, se debe tomar en cuenta el factor sargazo y las noticias de violencia que han seguido afectando la imagen del Caribe mexicano.

“No quiero anticiparme, los últimos años han sido buenos, yo esperaría que continúe así, pero hay que esperar a ver cómo se presenta”, dijo.

En tanto, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón Gómez, destacó que las reservaciones en libros permiten anticipar que la temporada baja del año, la cual abarca los meses de septiembre, octubre y noviembre, tendrá una ocupación entre 3.5 y 4.5 puntos porcentuales por debajo de lo registrado en igual lapso del 2018.

“Puede ser no tanto una temporada baja sino media, porque hay que recordar que en los últimos cuatro años Cancún había logrado que durante estos meses la ocupación no descendiera a niveles tales que obligaran a cerrar temporalmente algunos hoteles”, refirió.

Por necesidad

Cintrón Gómez no descartó que sí haya centros de hospedaje que se vean en la necesidad de cerrar algunas secciones de sus inmuebles para disminuir costos de mantenimiento y pago de sueldos, lo mismo que la aplicación de vacaciones solidarias para no tener que cerrar por completo sus establecimientos.

Añadió que no podía corroborar el dato de las contrataciones que se dejaron de hacer durante este verano, ya que la asociación no realiza estadísticas sobre el número empleados que tiene cada uno de sus afiliados.

No obstante, refirió que los hoteleros han desplegado estrategias que les han permitido mantener a flote sus plantillas laborales, como la baja de tarifas, pero también la contratación de mano de obra eventual para las labores de limpieza en las playas ante la crisis de sargazo que afecta al destino.

Plan integral, indispensable

Estrategia de Semar avanza a paso lento

El líder de los hoteleros de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón Gómez, aseguró que ha sido más mérito del clima que de la Secretaría de Marina (Semar) la tregua que el sargazo ha dado a las playas.

Consideró que ha sido poco efectiva la estrategia del gobierno federal, pues están logrando contener en altamar un mínimo porcentaje de alga contra las miles de toneladas que se limpiaron de las playas en los días de recale masivo durante los meses de mayo, junio y julio.

“La Marina no ha podido ser efectiva porque desde el inicio no tenía los elementos con que ser efectiva. Sí tiene aviones, sí tiene barcos, sí tiene personal, pero nadie se enlistó a la Marina para ser sargacero, ningún barco fue fabricado especialmente para recoger sargazo en el mar. El monitoreo es lo que ha sido más efectivo.

“Mientras la recolecta de sargazo en la playa alcanza 500 o 1,000 toneladas diarias, la Marina reporta que ha logrado contener alrededor de 300 toneladas en altamar, lo cual es una mínima porción de lo que está recalando en la costa”, dijo.

Expuso que la sugerencia de los hoteleros a la Semar fue atender de manera prioritaria las playas turísticas, desde Xcalak hasta Punta Cancún, pasando por Tulum, Playa del Carmen y Puerto Morelos.

“Nosotros esperamos que estén listas las barcazas sargaceras de la Marina, que será en el mes de octubre, que es también cuando comienzan a llegar los vientos y es cuando comienza a diluirse la arribazón de sargazo. La verdad es que ya teniéndolas aquí esperamos que puedan servir de manera más efectiva para la próxima temporada de sargazo, que comienza en marzo del 2020”, ahondó Cintrón Gómez.

En junio pasado, Rosa Elisa Rodríguez Martínez, investigadora de la Unidad Académica del Sistema de Arrecifes de Puerto Morelos, de la UNAM, puntualizó que, además de la lentitud de la estrategia, sin un plan integral que contemple la industrialización del sargazo y la captura eficiente en altamar, serán insuficientes las acciones anunciadas por la Marina.

[email protected]