Puebla, Pue. La Asociación de Empresas de la Construcción (Aeco) formará grupos de por lo menos cinco afiliados para tener un presupuesto de 100 millones de pesos que les permita concursar por obras públicas estatales o del ayuntamiento capitalino, ya que en el 2011 sólo 20% de ellos tuvo participación en algún proyecto.

La dirigente del organismo, Martha Moysen Leal, dice que la unión de capitales entre los socios será la única forma de hacer frente a las empresas foráneas, que el año pasado ganaron las licitaciones de montos muy altos.

Entre las obras estatales de más presupuesto y que están en ejecución, se encuentran el Viaducto Ignacio Zaragoza, la cual tiene a su cargo la empresa -con oficinas en el Distrito Federal- Construcciones y Desarrollos Inmobiliarios Santa Fe, por un monto de 486 millones de pesos, y el distribuidor Santa Ana Chiautempan, a cargo de Ingenieros Civiles y Asociados y el Centro Integral de Servicios, por 777 millones de pesos.

Entrevistada por El Economista, la representante de los constructores poblanos comenta que aún cuando no conocen la carpeta de proyectos del gobierno estatal, existe el optimismo en que este año lograrán tener mayor participación, como ocurría anteriormente, cuando 80% de los socios trabajaba en alguna obra pública, que es su principal actividad.

Destaca que las empresas poblanas del sector son multidisciplinarias, por lo que tienen la capacidad de hacer puentes, edificios, carreteras y cualquier otro proyecto, al igual que una nacional o extranjera. Sin embargo, reconoce que para competir por magnas obras requiere tener capitales altos y -acota- la única forma es asociándose entre ellos, pues de manera individual apenas alcanzan montos promedio de 30 millones de pesos.

El año pasado nos era imposible buscar una obra, cuando el gobierno del estado solicitaba capitales contables de más de 400 millones de pesos , dice.

Otras inversiones

Martha Moysen comenta que mientras están a la espera de conocer los proyectos de la administración local, continuarán con las obras que tienen en marcha en otros lugares del país, como Tlaxcala, Yucatán y Cancún, a donde dirigieron sus inversiones durante el año pasado.

[email protected]