Puebla, Pue. Pese a que en todo el territorio nacional la obra pública se encuentra paralizada por los efectos de la pandemia de Covid-19, la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) en Puebla anunció que 60% de sus 120 socios continuará apostando por buscar otros mercados fuera del estado, debido a que en otras entidades hay mayor demanda de trabajo especializado.

Francisco Javier Tejeda Ortega, presidente de la AMIC, destacó que el sur-sureste del país ha sido el destino de constructores poblanos, aunado a que hay más apertura en obras públicas, lo cual en 2020 significó contratos por un monto de 50 millones de pesos, cifra inferior a los 350 millones del 2019, derivado de la contingencia sanitaria. 

Recordó que en septiembre pasado algunos constructores poblanos retomaron proyectos, pero con retrasos y será hasta febrero próximo que puedan entregar las obras para cobrar; sin embargo, dijo que prefieren mantenerse en el mercado foráneo, “que buscar alguna obra pública en territorio poblano”.

“Estamos participando en la construcción de tramos carreteros y otras obras de infraestructura en Veracruz, Oaxaca y Guerrero, donde requieren trabajo especializado ante la escasez de firmas certificadas en esas entidades”, ahondó.

Tejeda Ortega refirió que en el 2020, además de participar en obras públicas, tenían considerado trabajar en la construcción de hoteles y fraccionamientos en Veracruz y Oaxaca, “pero el sector turismo en esas zonas se vio mermado y no hay fecha para retomar los proyectos”.

Reiteró que las empresas saldrán al interior del país para tener un mayor ritmo, ya que en la entidad “hay mucha competencia, sobre todo por obras públicas, las cuales siguen ganando foráneas del Estado de México y Ciudad de México”.

estados@eleconomista.mx