Querétaro, Qro. Ante el bajo dinamismo que muestra la obra pública y privada en la construcción del estado, constructores instan a que se reactive esta industria.

El presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos, declaró que el sector cursa afectaciones ante un menor ritmo de obra pública que ha derivado en incertidumbre, que a la vez ha detenido la construcción privada.

El bajo nivel de inversión pública del gobierno federal, expuso, es uno de los factores que ha incidido en el bajo ritmo de crecimiento de la industria local.

En el segundo semestre del año, añadió, no se perciben condiciones para que esta industria muestre señales de recuperación.

“Efectivamente, que se reactive el sector de la construcción es de los más adoloridos incluso en Querétaro (...) Estamos adoleciendo mucho de falta de inversión de la obra pública, pero también la privada, hay estadísticas que demuestran que ya estamos en números negativos, no ha caído tanto porque aún viene la inercia del año pasado, pero no vamos a alcanzar a recuperarnos”, declaró Ugalde Ríos.

Las expectativas de los constructores locales se centran en la inversión pública local, ya que el gobierno de la entidad anunció que este año se ejercerán proyectos en obra por 6,000 millones de pesos.

“Ahorita nos ha ayudado mucho el ahorro que se ha hecho en Querétaro por parte del estado y se han activado un poco las licitaciones”, destacó.

Frente al último cuatrimestre del año, las expectativas favorables para la industria de la construcción del estado se han extendido hasta el próximo año, refirió el presidente de CMIC al añadir que hay confianza en que el Presupuesto de Egresos de la Federación para ejercicio fiscal 2020 considere una recuperación en el gasto público.

“Para el año que entra sí tenemos expectativas de que manden los recursos que hace falta para incentivar el sector de la construcción, que es el más dolorido de todos los sectores tanto en Iniciativa Privada como en pública”, indicó.

A la baja

Durante los primeros cinco meses del año en curso, en comparación con igual periodo del 2018, Querétaro se ubicó como el segundo estado con la caída más pronunciada en el valor de construcción de obra pública, al reportar una baja de 62.5%; la primera posición la reportó Baja California Sur con un decrecimiento de 74.6%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Las entidades con los mayores incrementos en obra pública fueron Colima (173.7%), Nayarit (129.6%) y Campeche (50.0 por ciento).

En obra privada, Querétaro se colocó como la entidad número 11 de mayor disminución, al presentar una variación negativa de 2.5% en el lapso de referencia; las entidades con la baja más considerable fueron Zacatecas (65.8%), Tabasco (55.9%) y Oaxaca (52.1%), mientras que las que reportaron los incrementos más elevados fueron Tlaxcala (150.2%), Guerrero (95.2%) y Veracruz (81.6 por ciento).

[email protected]