Querétaro, Qro. Frente a la menor actividad que reporta la industria de la construcción en el estado, las constructoras se encuentran operando incluso entre 50 y 60% de su capacidad, de acuerdo con reportes de la delegación Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

El presidente de la CMIC en Querétaro, Álvaro Ugalde Ríos, expuso que esta situación se debe a una baja en el ritmo de ejecución de proyectos de obra púbica, así como en el sector privado, que percibe un ambiente de incertidumbre que ha derivado en que detengan proyectos de inversión y de edificación.

De acuerdo con el líder empresarial, esta situación ha comenzado a impactar en la generación de empleo en este sector, por lo que se hará un balance del primer semestre del año. Sin embargo, estimó que podría representar una baja de 8% en las plazas laborales que crea la industria, en relación con el mismo periodo del 2018.

A esta estimación se suman los indicadores reportados por firmas constructoras, que ante el menor desarrollo de obra han tenido que prescindir de entre 20 y 30% del total de su plantilla laboral en rubros como el de operadores de maquinaria.

Ugalde Ríos pugnó porque el gobierno federal incentive la inversión en obra pública para alentar el crecimiento de esta industria, situación a la que se suma la detención de proyectos de obra municipal y estatal.

“Tenemos 44 delegaciones a nivel nacional, pero hablando de Querétaro le pedimos (al presidente Andrés Manuel López Obrador) que reconsidere, que haga más inversión pública en nuestro sector, que ahorita ha estado muy vulnerable ante los cambios que venían con relación al año pasado y nos ha afectado mucho. Nosotros también dependemos de la inversión del gobierno federal porque es el que nos da la certidumbre”, declaró.

A través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, se tiene programado un presupuesto de cerca de 800 millones de pesos que se encuentran en licitaciones para el presente ejercicio fiscal, dijo el secretario. No obstante, se trata de obras clasificadas en caminos, conservación y terracería

Según Ugalde Ríos, la Iniciativa Privada mantiene cautela en sus intenciones de inversión, lo que deriva en que estén detenidos proyectos de infraestructura.

A través de la administración municipal de Querétaro, se tiene programado ejercer una bolsa de 1,008 millones de pesos durante el segundo semestre del año, lo que representa 64.7% del total de recursos planteado en el Plan de Obra Anual, y que asciende a 1,558 millones a través de 303 acciones de obras en las delegaciones capitalinas, expuso la secretaria de Obras Públicas del ayuntamiento, Oriana López Castillo.

Sin actividad

Por otro lado, la reducción de la actividad que reporta la industria de la construcción en la entidad se ha acentuado en diversos gremios relacionados con este sector. Tal es el caso del Colegio de Arquitectos del Estado de Querétaro (CAEQ), el cual registra que hasta 50% de los socios tienen escasos proyectos de obra a desarrollar.

El presidente del CAEQ, Miguel Medina Lanuza, aseveró que de los 1,380 arquitectos socios, la mitad se encuentra actualmente sin actividad o desarrollando mínimos proyectos.

Lo anterior se traduce en que firmas de arquitectura han tenido que reducir su base laboral, o en otros casos han optado por desarrollar proyectos propios para seguir empleando a sus colaboradores y posteriormente colocar estas iniciativas.

Por tanto, destacó que ha bajado el ritmo de proyectos de infraestructura de índole pública y privada.

“En general, arquitectos e ingenieros estamos en las mismas condiciones. Seguimos a la baja en el trabajo y no se ha podido concretar o se han concretado muy pocos contratos nuevos. Se perdió el ritmo que traíamos, la inercia que se traía tanto en obra pública como privada”, dijo.

Miguel Medina coincidió con sectores afines, que perciben un ambiente de incertidumbre económica, lo que ha detenido la ejecución de obras.

[email protected]