Cancún, QR. Consorcios de empresas constructoras se han conformado para competir por las licitaciones que ya se alistan a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Juan Alberto Álvarez Ruiz, empresario afiliado a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) local, dio a conocer que un consorcio conformado por seis empresas presentó en forma y tiempo propuestas competitivas por un primer paquete de obras, que consisten en la construcción del mercado Lázaro Cárdenas, un teatro y centro cultural al aire libre, una biblioteca y unidad deportiva en el parque Figueroa del municipio de Othón P. Blanco.

Además de la construcción del mercado municipal, biblioteca, campo deportivo, ecoparque, renovación del parque central, muelle, balneario municipal y renovación del campo de béisbol en la zona centro del municipio de Bacalar, las cuales corresponden al Programa de Mejoramiento Urbano 2021 de la Sedatu.

“Las seis empresas constructoras de Quintana Roo que concursan en esta licitación cumplieron con todos los requisitos técnicos y son socias de la CMIC, por lo que de ser ganadoras el beneficio será para la economía local de Othón P. Blanco y Bacalar, que tanto lo requieren”, señaló Juan Alberto Álvarez.

Este primer paquete de obras para Othón P Blanco y Bacalar forma parte de un total asignado a Quintana Roo por casi 1,000 millones de pesos. Los fallos de la licitación por parte de la Sedatu se conocerán este 15 de abril.

Sin embargo, el empresario comentó que tienen “un poco de escepticismo porque los empresarios constructores que asistieron a las aperturas observaron que era muy evidente que algunas empresas de la Ciudad de México y Nuevo León ya contaban con información que indicaba que podrían ser las ganadoras, además de que registraron los mismos correos electrónicos”.

Adelantó que ya pidieron la intervención de la CMIC en Quintana Roo a través del presidente del organismo, Diego Cortés Arzola, para que intervenga por los empresarios locales y manifieste la situación que se vivió en el proceso de licitación.

estados@eleconomista.mx