Querétaro, Qro. La industria de la construcción del estado enfrenta un periodo crítico, al percibir menor actividad en el desarrollo de obra tanto pública como privada.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Querétaro, Álvaro Ugalde Ríos, refirió que se analiza cuál es la baja que se habría generado en el primer semestre del año, sin embargo, por ahora, dijo, se estima que la caída haya sido a doble dígito.

La generación de empleo en esta rama productiva empieza a mostrar indicadores en descenso, añadió al referir que es uno de los principales reflejos de la baja productividad.

“Estamos pasando por una temporalidad muy crítica nosotros, ahora ya la podemos catalogar así, porque ha bajado muchísimo el empleo en la construcción; ahorita estamos hablando de 17% que va hacia atrás, comparado con el año anterior, todo lo que es relacionado con la industria de la construcción, entonces para nosotros sí es muy preocupante porque las empresas dejan de tener empleo”, pronunció.

A la reducción en contrataciones se añaden las condiciones en que operan las empresas constructoras, que actualmente, dijo, trabajan a un menor nivel de su capacidad.

“Dentro del empleo en Querétaro participamos con 10% aproximadamente, entonces ese 10% se vuelve negativo por lo que decía: las empresas constructoras ahora están en su más baja capacidad de responder en la obra tanto pública como privada”, explicó.

La desaceleración en la ejecución de proyectos de obra pública, planteó el presidente local de CMIC, ha derivado del menor flujo de recepción de recursos federales para obras; refirió que a nivel estatal para este segmento se tenían programados alrededor de 1,900 millones de pesos de fondos federales, sin embargo, han percibido lentitud en la designación.

Incertidumbre

Respecto a la industria de la construcción de índole privada, se observa detenimiento para ejecutar proyectos, dado que prevalecen condiciones de incertidumbre que han frenado este tipo de obra, aseguró Ugalde Ríos.

A lo que se añade la participación que ha comenzado a tener el gobierno federal para ejecutar proyectos como el de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, aunado a que, agregó, se han lanzado programas para que padres de familia sean partícipes en obras de mantenimiento en infraestructura educativa.

Para el segundo semestre del año, el líder empresarial prevé que pueda haber una reactivación de proyectos en el sector privado, que se alimenta principalmente de infraestructura comercial, industria e inmobiliaria, mientras que en el ámbito público no proyectó mejores condiciones.

“Es sabido que para el año que entra viene con más fuerza la inversión nacional o federal en lo que es gobierno, por ahora hay que transitar con cautela lo que resta del año”, mencionó.

A la baja

Durante el primer cuatrimestre del año, el estado reportó una caída de 12.1% en el valor de producción de la industria de la construcción en relación con igual periodo del 2018, que significó la segunda disminución al hilo de doble dígito, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

La contracción en la construcción de Querétaro derivó del desplome en obra pública de 57.3% y del crecimiento de 1.4% en el sector privado, que aporta 88.8% del valor total de producción.

[email protected]