El sector de la construcción en la Ciudad de México vive su peor momento debido al Covid-19, aunque la dinámica negativa de esta industria proviene previo a la contingencia sanitaria.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el valor de producción de empresas constructoras generado en la capital ascendió a 1,160 millones de pesos durante abril del 2020, el primer mes completo de confinamiento, que significó el nivel más bajo desde el 2006, año que comienza la base estadística actualizada.

Dicho monto representó una caída anual de -43.8% real, el peor resultado desde noviembre del 2015 (-48.8 por ciento).

Mientras que en la administración de Claudia Sheinbaum Pardo, que inició en diciembre del 2018, el valor de producción del sector sólo registra un crecimiento, de 5.3% en junio del 2019; es decir, en 17 meses de gestión, considerando hasta abril pasado, únicamente uno fue positivo, promediando una disminución de -13.5% en el periodo referido.

¿Cuáles son los principales motivos del ostracismo de la construcción? Efectos del Covid-19 (construcción, minería y fabricación de equipo de transporte se consideraron actividades esenciales hasta el 12 de mayo, operando, a capacidad reducida, en el transcurso de junio), recorte en inversión pública federal y la suspensión de obras, derivada de irregularidades de acuerdo con el Reglamento de Construcción, en el primer semestre del año pasado.

Sin embargo, ahora el Gobierno de la Ciudad de México apuesta por la construcción como su pilar en el Programa de Reactivación Económica para paliar el impacto derivado de la pandemia, el cual pretende, mediante una inversión en obras públicas y privadas de más de 76,200 millones de pesos, generar en los próximos meses 987,183 empleos, cifra que equivale a la generación de la última década en la capital del país, de un poco más de un millón de empleos formales.

Amigable con el medio ambiente

En este contexto, autoridades capitalinas solicitaron constructores locales, que para poder garantizar la reactivación económica, deben aplicar una política de sustentabilidad y resiliencia.

Durante el foro virtual CMIC 2020 Planeación para el desarrollo sustentable de la Ciudad de México, el titular de la Secretaría de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, explicó a los integrantes de la Iniciativa Privada (IP) que se tiene que cuidar el tema de sustentabilidad en la construcción, ya que el desarrollo de obras es la base del actual plan de reactivación económica post Covid-19.

Expuso que como sector público han realizado acciones para proteger e impulsar a la industria de la construcción durante esta contingencia; después de que se declarara la emergencia sanitaria en la urbe (20 de marzo), dijo, se publicó un protocolo sanitario para obras públicas y privadas, y también el pasado 1 de junio se catalogó el desarrollo de obras privadas como actividad esencial.

El secretario resaltó la inversión en obras pública y privadas, de 76,267 millones de pesos. “La importancia que tiene la construcción en la reactivación económica, es que se van a generar empleos y se hará esta inversión histórica”.

Por su parte, el coordinador general de Desarrollo Urbano de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Eduardo Juárez Aguirre, puntualizó en la importancia de aplicar la resiliencia en la planeación y edificación de una ciudad, ya que con ella se pueden enfrentar grandes retos, como los de una pandemia.

“Con la resiliencia buscamos que la Ciudad de México no colapse, vemos en otras ciudades que los servicios de infraestructura han colapsado con la pandemia. Sin la resiliencia, la viabilidad del futuro de la ciudad podría colapsar”, destacó.

La construcción de la Línea 1 del Cablebús (Indios Verdes-Cuautepec), en la alcaldía Gustavo A. Madero, tiene un avance de 75% y será a finales de este año cuando finalice, informó el titular de la Secretaría de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina. Refirió que el desarrollo de la construcción va conforme al programa establecido y se está realizando una intervención integral, ya que se construirán senderos seguros para interconectar las estaciones, así como mejoras de fachadas y murales. Asimismo, reiteró que se está trabajando bajo un estricto protocolo sanitario por el Covid-19, a fin de garantizar la salud de los trabajadores y evitar contagios.

[email protected]