El sector de la construcción en el país tuvo en el primer bimestre del año su peor arranque de los últimos nueve años, debido a la austeridad en el gasto tanto público, como privado y a la consolidación fiscal del gobierno, reportó el Inegi.