La construcción del Instituto Queretano de Herramentales impulsará el desarrollo de piezas como moldes, troqueles y dispositivos de maquinado, lo que permitirá abatir las importaciones en estos segmentos, aseguró Jesús Calderón Calderón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Querétaro.

El Instituto Queretano de Herramentales representa una inversión de alrededor de 37 millones de pesos en una primera etapa; de ellos, 12.5 millones de pesos corresponden a recursos por parte del Instituto Nacional del Emprendedor; 10 millones forman parte de aportaciones estatales y 14.6 millones de pesos fueron otorgados por la Iniciativa Privada.

El proyecto apoyará a más de 250 empresas del sector metalmecánico y del plástico en la entidad.

Según estimaciones de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado, las importaciones de moldes a nivel nacional son de entre 1,000 a 2,000 millones de dólares anuales, en tanto que la importación estimada en Querétaro en áreas relacionadas con moldes de inyección de plásticos asciende a cerca de 200 millones de dólares.

Éste es un ejemplo, es un grano de arena de lo que significa la política industrial, estar conscientes de que para poder evolucionar el contenido nacional en las cadenas productivas tenemos que pensar en la formación desde el capital humano , destacó a propósito el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.

El centro de herramentales es sin duda el primer paso para sustituir las importaciones, en la necesidad de aumentar el contenido nacional , aseveró.

Autoridades federales, estatales y municipales, junto con actores de la Iniciativa Privada, participaron en la colocación de la primera piedra del instituto, ubicado en la capital.

Jesús Calderón agregó que el centro cubrirá las necesidades de la industria en aspectos como el desarrollo y capacitación de técnicos especializados en el diseño y maquinado de herramentales, así como en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Para esto, la Canacintra local se ha acercado al Instituto Alemán del Plástico y al Instituto de Matricería del País Vasco para solicitar apoyo técnico.

El instituto también impulsará el desarrollo de la proveeduría local de estos herramentales y su mantenimiento, con lo que se abatirá la importación de productos y se fortalecerá la inversión en el estado, dijo.

A propósito, Marcelo López Sánchez, titular de la Sedesu, aseguró que estas acciones están alineadas al proyecto de democratizar la productividad.

Se trata, afirmó, de una industria que tiene que ver de manera transversal con el desarrollo estatal, particularmente con las industrias automotriz, electrodomésticos, y otras.

lucero.almanza@eleconomista.mx