Después de que se declarara desierta la licitación para la construcción de la Línea 1 del Cablebús (Indios Verdes-Cuautepec), el coordinador general del Órgano Regulador de Transporte (ORT), Pável Sosa Martínez, informó que serán cuatro empresas las que recibirán invitación restringida —dos fueron finalistas en el proceso anterior—.

De acuerdo con el funcionario, ya sin formar grupos, las firmas Doppelmayr Garaventa, Leitner Ropeways, Bartholet Maschinenbau AG y Grupo Poma recibieron las invitaciones restringidas, además de las indicaciones para que puedan presentar sus ofertas técnicas y económicas.

“Se invitó a Doppelmayr, que es una empresa austriaca, que ya participó (en la primera licitación). Se invitó a Leitner, que es una firma italiana (que también participó); se invita a Bartholet, que es una suiza que también participó, pero decidió no continuar en el proceso. Y la última empresa que es Poma (de Francia)”, dijo.

Explicó que una de las decisiones por la cual contemplaron a las cuatro firmas es que todas formaron parte del estudio de mercado para la licitación que les entregó la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos.

Diferencias presupuestales

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, expuso que los tres grupos empresariales finalistas de la primera licitación presentaron grandes diferencias presupuestales, además de que había algunos temas técnicos que no fueron cumplidos.

En aquel momento fueron tres grupos empresariales los que llegaron a la final de la licitación: la dupla Doppelmayr y Gami Ingeniería e Instalaciones, que ofrecieron desarrollar el teleférico por 3,525.4 millones de pesos (la oferta más alta), seguidos por Arquitectoni-K Inmobiliaria, Constructora Gaype y Geotecnia Control de Calidad y Construcciones, por 2,516.9 millones; mientras que Alfa Proveedores y Contratistas y Leitner presentaron la oferta más baja, por 2,389.5 millones de pesos.

“Se decidió declararla desierta porque no cumplieron, pero hoy ya tenemos esta invitación a cuatro empresas internacionales. Ahora ellas tienen que hacer alianzas con empresas nacionales, y pues estaremos esperando sus ofertas para a partir de ahí ya poder asignar la obra y que comience a realizarse”, explicó la mandataria.

Manifestó que es importante que las cuatro firmas internacionales invitadas contemplen en sus ofertas incluir a compañías nacionales para que se puedan capacitar.

Las obras de la Línea 1, añadió, durarán un año y medio; los trabajos comenzarán en julio próximo.

Destacó que el techo presupuestal para construirla son 3,000 millones de pesos y los consorcios participantes deberán acreditar el capital contable mínimo de 247.4 millones de pesos; en caso de participación conjunta, los oferentes deberán notificarlo ante el ORT.

La Línea 1 del Cablebús irá de Cuautepec a Indios Verdes, con 9.4 kilómetros de extensión y 374 cabinas, cada una con capacidad para 10 pasajeros. Además, contará con cinco estaciones.

Anuncian trolebús elevado para Iztapalapa

Con el fin de seguir la estrategia de movilidad integrada y sustentable, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, dio a conocer la construcción de un trolebús elevado, proyecto que beneficiará a la alcaldía de Iztapalapa.

Explicó que la ruta del trolebús elevado correrá de las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro Constitución de 1917 a Santa Martha, con lo que se podrá satisfacer la demanda diaria de más de 130,000 usuarios.

Sheinbaum Pardo adelantó que este año se dará la licitación para la construcción y para el 2020 podrían comenzar los trabajos.

“Se están ya haciendo todas las preparaciones para la licitación de la obra civil. Este año estaría el proyecto y el próximo la construcción, y sobre ese espacio irían trolebuses nuevos, que son eléctricos, es decir, no son contaminantes”, acotó.

Afirmó que se sigue contemplando el costo que tendrá este proyecto, pero su desarrollo no representa los mismos costos económicos que hacer una nueva línea del Metro.

El servicio del trolebús elevado, puntualizó, sería para un trayecto de 8 kilómetros. Además, la infraestructura y los carriles estarían diseñados para que circulen en un nivel elevado, “con espacio para rebases que permitirán un servicio exprés”.

“Se está estimando actualmente cuántas estaciones va a tener y buscaríamos también disminuir el transporte concesionado sobre Ermita; es un proyecto muy innovador (...) Consideramos que es importante que sea elevado para que sea más rápido”, afirmó.

En puerta

La jefa de Gobierno también anunció otra obra para la calzada Ignacio Zaragoza: la incursión del Sistema de Corredores de Transporte Público de Pasajeros (Metrobús).

“El otro proyecto que está en estudio en este momento es un Metrobús sobre Zaragoza, el cual beneficiaría a otra parte de Iztapalapa”, dijo.

[email protected]