Monterrey, NL. En sesión extraordinaria el Congreso de Nuevo León aprobó por unanimidad que el Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM) reestructure o refinancie su deuda por un monto de 3,362 millones de pesos y adquiera un nuevo financiamiento por un monto de 2,500 millones de pesos, para la construcción de la Presa Libertad.

La aprobación es para que el organismo reestructure o realice un refinanciamiento de su deuda en mejores condiciones de mercado y celebre una o más operaciones de crédito para adquirir deuda para la construcción de la Presa Libertad.

Cabe mencionar que el dictamen indica que el financiamiento y reestructura se contratará a un plazo de 25 años, y la fuente de pago será con cargo a los ingresos presentes o futuros de SADM, que se obtengan por recaudación de cuotas y derechos de cobro.

Se creará un fideicomiso el cual podrá celebrar contratos de cobertura para mitigar los riesgos de la variación de la tasa de interés.

El diputado Francisco Cienfuegos Martínez, coordinador de la bancada del PRI en el Congreso local, comentó al término de la aprobación del dictamen, que se incluyó un artículo transitorio que indica que SADM podrá acceder al crédito por 2,500 millones de pesos, conforme vaya otorgando recursos la federación.

Por ejemplo, para este año, el gobierno federal ya depositó 384 millones de pesos, esa misma cantidad sería la que podría obtener agua y drenaje.

“Para que Agua y Drenaje acceda al crédito tiene que ponerse la cantidad a la que se comprometa el gobierno federal en el plan multianual de tres años”, recalcó el legislador.

Por su parte, el diputado Carlos de la Fuente Flores, coordinador de los legisladores del PAN, aseguró que el endeudamiento que solicitó SADM es factible porque sus finanzas le permiten cubrir la deuda.

Además, expuso que pusieron candados para el acceso a los recursos para evitar que se pudieran destinar los recursos en otros rubros.