Cancún.- Por mayoría de votos, el pleno de la XVI Legislatura del Congreso del Estado aprobó el refinanciamiento de la deuda pública a largo plazo solicitado por el Ejecutivo estatal, procedimiento que será revisado por la Legislatura para constatar que efectivamente, los recursos que se logren liberar en estos procedimientos sean aplicados en acciones y programas de beneficio para los quintanarroenses.

En la sesión ordinaria número 28, se sometió a consideración del pleno el dictamen presentado por la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta, por el que se autoriza al Poder Ejecutivo estatal por conducto de la Secretaría de Finanzas y Planeación, a contratar por un plazo de hasta 25 años, uno o varios financiamientos hasta por 19,021 millones 376,697 pesos, para refinanciar y/o reestructurar la deuda pública directa del estado que se encuentra vigente con las instituciones de crédito.

El dictamen fue aprobado en lo general con 22 votos a favor y 3 votos en contra de los diputados Edgar Gasca Arceo, Linda Cobos Castro y Erika Castillo Acosta.

Al hacer uso de la tribuna, el diputado Hernán Villatoro Barrios, del grupo legislativo del PT, señaló que el endeudamiento que se está refinanciando es fruto de la corrupción, del saqueo y del abuso del ejercicio del poder.

Criticó que, a tres años de la primera reestructuración de la deuda, el gobierno sólo haya pagado los intereses de la deuda.

Si bien los legisladores del PT apoyarán el refinanciamiento, Villatoro Barrios anunció que pondrán en marcha una campaña informativa entre la población para explicar a la población cuáles son las condiciones que la Legislatura ha puesto para este refinanciamiento.

Por su parte, el diputado Alberto Batún Chulim, del grupo legislativo de Morena, tras emitir su voto a favor luego de consultarlo con la dirigencia nacional de su partido, aseguró que se realizaron múltiples modificaciones a la propuesta original presentada por el Ejecutivo.

A través del refinanciamiento, agregó el legislador, se tendrán mejores condiciones de pago, así como tener liquidez en el corto plazo para enfrentar las diferentes necesidades y retos de nuestro estado.

“Debo hacer énfasis que el ahorro, serán vigilados de manera estricta por esta Legislatura a través de la Auditoría Superior a través de sus diferentes procesos de revisión”, enfatizó.

El diputado Eduardo Martínez Arcila, del grupo legislativo del PAN, detalló las modificaciones realizadas a la propuesta del Ejecutivo: disminuir el plazo de los financiamientos a contratar, de 30 a 25 años; reducir a 12 meses el plazo de gracia que se consideraba en el proyecto, y se estableció un transitorio para que se informe a la Legislatura sobre el estado en el que se encuentre el proceso competitivo para la contratación de los financiamientos y de los beneficios financieros para el Estado.

El diputado Edgar Gasca Arceo, del grupo legislativo de Morena, explicó que votó en contra del refinanciamiento porque consideró que los integrantes del gabinete estatal aún pueden hacer más para evitar despilfarros y gastos innecesarios que muchos quintanarroenses no ven con buenos ojos, “el gobierno del estado debe hacer más con menos, aplicar una política de austeridad republicana que genere ahorros en el gasto”.