La empresa poblana Con Valor fue la encargada de hacer las 300,000 pulseras que se entregarán a los feligreses cuando ingresen al Parque Bicentenario en Silao. Guanajuato, para la misa que oficiará el domingo el Papa Benedicto XVI.

El dueño de la compañúia, Rafel Reyes, comenta que el costo total de la producción fue de 200,000 pesos, monto que fue solventado con donativos de la comunidad católica.

Explica que son seis pulseras de colores diferentes -vino, arroz, uva, bambú, tamarindo y perejil- para identificar a los participantes, entre ellos los organizadores, los encargados de la seguridad, los voluntarios, el equipo del Papa y los invitados al evento.

Menciona que uno de los elementos de seguridad que se pidió fue colocar un código numérico. Sin embargo, declinó a mostrar al público la pulsera hasta el día del evento, ya que no quiere que se dé la falsificación.

Destaca que la Arquidiócesis de Puebla se contactó con ellos para que pudieran hacer la maquila de las pulseras, pues querían que Puebla de alguna forma estuviera presente.

Dijo que el sector empresarial se sumó a las aportaciones para hacerlas, ya que hubo la petición directa del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, quien se involucró en el trabajo que se envió desde el martes pasado a los organizadores de la visita papal.

Con Valor tiene más de 10 años de operar en el mercado.

miguel.hernandez@eleconomista.mx