Tijuana, BC. La temporada de avistamiento de ballenas grises en Baja California ya dio inicio y los prestadores de servicios turísticos estiman una afluencia por arriba de 5,500 visitantes para este 2013.

Esperamos tener por lo menos los mismos niveles del 2012, cuando recibimos 5,100 visitantes, pero nuestra meta es llegar a los 5,500 , comenta el capitán Martín Ramírez Jaime, presidente de la Asociación de Armadores de Pesca Deportiva de Ensenada.

Afortunadamente se espera que las condiciones del clima mejoren para las siguientes semanas, porque el inicio de año ha sido muy frío, sin embargo, las expectativas son muy positivas .

El dirigente subraya que el avistamiento de la ballena gris en el puerto de Ensenada resulta un atractivo que impacta en todas las ramas del turismo, pues los visitantes no solamente acuden al recorrido en el mar, sino que consumen en restaurantes, bares, comercios, y se hospedan en los hoteles.

El 70% de las personas que acuden a los recorridos son nacionales, y diría que un 25% vienen del sur de California y un 5% son europeos , apunta Ramírez Jaime.

La temporada de avistamiento es del 15 de diciembre al 15 de abril, y para esta ocasión estarán participando 20 empresas ensenadenses con 25 embarcaciones, desde pangas hasta botes medianos.

Los viajes incluyen guía abordo y su duración es de cuatro horas, aproximadamente

Los costos oscilan entre los 250 y 350 pesos, con descuentos en grupos de más de 5 personas, además que se ofrecen paquetes con actividades alternas, tales como visitas guiadas al Museo del Vino, la Cava de Quesos, recorridos a la Ruta del Vino, al observatorio en la Sierra de Juárez y la Bufadora.

ATRACTIVO MILENARIO

Históricamente, la ballena gris ha sido fiel visitante de la península de Baja California durante el invierno, buscando las cálidas aguas para dar a luz a sus ballenatos, así como para reproducirse, explica José de Jesús Quiñónez Ramírez, subsecretario de Turismo en el estado.

Se trata de un avistamiento a mar abierto entre la bahía de Ensenada y las islas Todos Santos, zona ubicada en la ruta de paso de la ballena gris, cuyo destino contempla bahías como la de Ojo de Liebre, San Ignacio, San Carlos, puerto Adolfo López Mateos, entre otros, en Baja California Sur.

El funcionario refiere que además del avistamiento de ballenas grises, durante el recorrido se pueden observar otras especies como los lobos marinos, delfines, alcatraces, pelícanos, por mencionar algunos.