Puebla, Pue. Por la quiebra de 900 restaurantes y 1,000 comercios, los cuales perdieron 6,000 y 1,000 empleos, respectivamente durante los 103 días que llevan cerrados, los empresarios de esos sectores solicitaron a las autoridades estatales que haya la reapertura a partir del 6 de julio o, de lo contrario, seguirán los cierres al ser inviable operar en números rojos durante la pandemia por Covid-19.

Al respecto, el gobernador Miguel Barbosa Huerta, respondió que no hay las condiciones para la reactivación económica por el alza de contagios, por lo que ofreció dialogar con ellos al tiempo de reconocer un daño en la economía por los paros.

En rueda de prensa conjunta, los presidentes locales de las cámaras nacionales de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) y Comercio (Canaco), así como de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, coincidieron en que es insostenible la crisis económica al grado de no tener para pagar nómina y servicios como luz y agua.

La dirigente de los restauranteros, Olga Méndez Juárez, dijo que los 900 negocios cerrados del sector representan el 10% de los 9,000 que se encuentran en el Centro Histórico de Puebla, situación que es preocupante porque tampoco las autoridades ofrecen alternativas para que “subsistan” en esta pandemia.

Dijo que hay restaurantes y desempleados que están comenzando a vender en las calles para obtener algo de ingreso, con ello pasando a ser “informales”, a quienes las autoridades toleran vender sin sanción alguna.

“De seguir la negativa del gobierno estatal y municipal por no permitir la reapertura, con todas las medidas sanitarias que acataremos, serán los responsables las autoridades del desempleo y quiebra de negocios en general”, sentención.

Sin resultados contra Covid-19

Por su parte, el presidente de la Canaco, Marco Antonio Prósperi Calderón, criticó las estrategias gubernamentales para frenar el alza de contagios de Covid-19, ya que solo han llevado a un daño de la economía y sin resultados.

Sobre los créditos que ofrecieron las autoridades al sector comercio y servicios como apoyo mientras están inactivos, calificó que son inviables debido a que tienen créditos vigentes que no pueden pagar por la falta de ingresos en más de tres meses.

José Juan Ayala Vázquez, representante del comercio en el Centro Histórico, dijo que micros y pequeños negocios son los que están padeciendo las consecuencias del paro de actividades, al grado de que tenían reportes hasta el fin de semana de un millar de cierres de un universo de 10,000 que hay en la zona.

Ante ello, insistieron que deben abrir la próxima semana para tratar de lograr una recuperación económica que calculan será hasta dentro de tres meses, siempre y cuando les hagan caso en la petición.

Barbosa Huerta llamó a los empresarios entender la situación que atraviesa el estado en esta pandemia, pero abrió el diálogo a través de la Secretaría de Economía.