Puebla, Pue. Tiendas departamentales del Centro Histórico pierden entre 5,000 y 10,000 pesos al mes por robos de mercancía, siendo de tres a cuatro ilícitos a la semana los perpetrados en estos negocios, por lo que desde hace un año se incrementado la compra de cámaras de video y contratación de seguridad privada.

El presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, refirió que desde el 2011 los establecimientos, principalmente de ropa y productos varios, han tenido que realizar inversiones de entre 5,000 y 15,000 pesos para tratar de autoprotegerse con la instalación de circuitos cerrados y arcos detectores, ya que con elementos de seguridad ha resultado insuficiente.

Mencionó que en el primer cuadro de la ciudad hay alrededor de 200 tiendas departamentales, sin que una haya dejado de tener algún robo a la semana, ilícito que en las temporadas altas se incrementan 30% más a lo que se tiene con frecuencia.

Con datos del último reporte del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se han cometido hasta junio un total de 501 robos a negocios en la entidad, de acuerdo al número de denuncias presentadas ante agencias del Ministerio Público; mientras que el 2011 cerró con 406 ilícitos de este tipo, es decir, van 19% más durante el primer semestre que en todo lo que hubo el año pasado.

Por su parte, Sergio Treviño, representante de empresas de equipos de video vigilancia, comentó que un negocio sin importar el tamaño o giro está comprando más sistemas de seguridad, esto al considerarlo como parte de su apertura de negocio.

Dijo que a su sector ha representado de dos años a la fecha que las ventas se incrementen alrededor del 20%, lo que ha dado origen a la aparición de más proveedores de sistemas en esta ciudad, al pasar de 80 a 110.

Destacó que los dueños de comercios quieren dejar de ver afectado su patrimonio, principalmente por los llamados robos hormiga , los cuales se cometen por grupos de cinco personas en promedio.

Ayala Vázquez dijo que son pocos los que presentan denuncias por robo a establecimientos, debido a los trámites y tiempo que lleva hacerlo, situación por la que en cifras no se refleja este ilícito que afecta los comerciantes del Centro Histórico.

Asimismo, dijo que al no ser suficiente los equipos de cámaras de video, es más constante ver que las tiendas recurran a tener seguridad privada, lo que representa otro gasto de 8,000 pesos al mes, por tener dos guardias.