Puebla, Pue. Los ingresos en el sector comercio y bares han disminuido al menos 15% de abril a junio del año en curso por el arranque de la restricción en la venta de alcohol en la ciudad de Puebla y municipios conurbados.

Así lo refirió el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Puebla, Rafael Herrera Vélez, quien explicó que inició el cabildeo con la presidenta electa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, y con los munícipes electos de la zona conurbada para que se modifique esta medida que decretó la administración actual de Luis Banck Serrato desde octubre del año pasado, cuando se implementó la prueba piloto durante seis meses.

En entrevista, aclaró que los comerciantes y bares están demandando la homologación de dicha ley seca nocturna, tanto en horario como en el giro comercial.

Es decir, la Cámara está exigiendo que la restricción de venta de alcohol sea a partir de las 3 de la mañana todos los días de la semana y en todos los giros desde tiendas de conveniencia, hasta bares y antros en general.

“No queremos que la medida se retire, pero que sí sea pareja para todos y en un solo horario durante todos los días”, sentenció.

Inseguridad

Los empresarios de los sectores involucrados señalaron que la alcaldía presidida por Banck Serrato, sin pruebas fehacientes, argumentó que el alcohol está relacionado con los robos en tiendas en la ciudad, por lo que determinó restringir la venta de bebidas alcohólicas en tiendas y en bares, con horarios y días diferenciados.

Sin embargo, los actos ilícitos continúan ya sea en tiendas, restaurantes o en el transporte público.

Los comerciantes, sobre todo en el Centro Histórico, han insistido en que el consumo de alcohol no está relacionado con el repunte de la inseguridad en la capital poblana, por ello el líder de la Cámara pidió que, si no se anula la medida, por lo menos se unifique el horario para vender o no bebidas alcohólicas no sólo en la capital poblana, sino en los municipios circundantes.

[email protected]