Querétaro, Qro. Frente a la crisis sanitaria y económica que ha generado el Covid-19, el sector comercio ha comenzado a reportar afectaciones.

A partir del 1 de abril, la plaza comercial Antea, una de las más grandes, ubicada en la capital del estado, anunció el cierre temporal de sus actividades, dejando activos únicamente los establecimientos esenciales, como servicios bancarios, de alimentos para llevar, telecomunicaciones y autoservicios.

Frente a esta coyuntura, también el Consejo Queretano de Restaurantes solicita que se posponga la declaración anual para el 30 de junio, derivado de la falta de recursos que enfrenta al sector.

Por tanto, emitieron un pliego petitorio en el que piden la deducibilidad de las nóminas a 100%; deducibilidad a 100% de los gastos generados en los establecimientos, dado que 91.5% de los consumos en restaurantes no es deducible para el consumidor. Y que el IVA correspondiente a estas partidas sea 100% acreditable para el consumidor.

También solicitan que las declaraciones mensuales para contribuyentes dentro del régimen de actividades empresariales y profesionales sean bimestralmente, tal como lo son las del régimen de incorporación fiscal.

El presidente de la Canaco en Querétaro, Carlos Habacuc Ruiz Uvalle, informó que aún es pronto para hacer un balance de las afectaciones por la contingencia sanitaria.

[email protected]