Puebla, Pue. Ante el anuncio del posible regreso a clases presenciales de todos los niveles educativos en agosto próximo, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) en Puebla confió en que ocurra, ya que el inicio del ciclo escolar pasado dejó ventas de 40% para papelerías, fabricantes de uniformes, librerías y tiendas de zapatos, debido a las clases virtuales.

El presidente del organismo, Marco Antonio Prósperi Calderón, dijo que ese anuncio lo esperaba con ansias el sector papelero, donde hubo decenas de cierres de negocios por la pandemia de Covid-19.

Comentó que las listas de útiles escolares fueron mínimas, el gasto mayor fue en aparatos de computación debido a las clases virtuales.

Mencionó que hay papelerías cerradas o trabajando con menos personal, además de que las ventas son insuficientes para resurtir anaqueles, lo cual ocurre desde julio del año pasado.

“Los ingresos apenas alcanzan para cubrir las deudas y pago de nómina tras la reactivación económica del pasado 7 de agosto, luego de cuatro meses y medio de estar cerrados los establecimientos para evitar contagios”, ahondó.

Puntualizó que tampoco pueden dar por hecho el anuncio porque faltan cuatro meses, pero dependerá del comportamiento social y que el programa de vacunación para los adultos mayores se cumpla.

Dejó en claro que los negocios relacionados con papelería están trabajando a 30% de capacidad para evitar contagios y por recomendaciones de las autoridades locales, pero no les ayuda cuando tienen que intercalar los turnos del personal para que todos tengan oportunidad de vender y llevarse una comisión.

Material

Por su parte, el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, expuso que la nueva normalidad, donde los niños estudian desde casa, trajo consigo que algunos padres de familia se vieran obligados a comprar alguna tableta electrónica o una computadora, lo que implicó un gasto de 5,000 a 6,000 pesos, es decir, dejaron de gastar en útiles al cambiarlos por una computadora.

Consideró que con el regreso a clases presenciales las tiendas de uniformes, zapatos y papelerías saldrían de la mínima actividad para recuperarse en ventas.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) la derrama económica en el estado por el ciclo escolar 2019 fue de 907 millones de pesos, mientras que el año pasado cayó 60 por ciento.

estados@eleconomista.mx